¿Qué programa debería defender la Alternativa Popular Revolucionaria?

215

En los últimos años, hemos sido testigos de innumerables retrocesos en nuestros niveles de vida. Los bajos salarios, el desempleo, la informalidad, la precariedad en los servicios públicos, la miseria, el hambre y el cercenamiento sistemático a nuestros derechos fundamentales, nos azotan sin piedad. Los trabajadores venezolanos resistimos los impactos de una crisis brutal que no provocamos y cuyas facturas intentan ser pagadas a costa de nuestra desposesión. Mientras el imperialismo arremete de manera salvaje contra nuestra nación, el gobierno nacional prioriza los intereses de empresarios, terratenientes y banqueros por sobre los de quienes realmente trabajamos, producimos, sembramos y creamos toda la riqueza social: los obreros, campesinos, comuneros y pueblo de a pie en general.

Ha llegado el momento de que los históricamente oprimidos levantemos nuestras voces para retomar y alcanzar mayores derechos y conquistas. ¡Ya no podemos permitir más retrocesos! ¡Solo alcanzaremos un mejor mañana si hoy luchamos por la defensa de nuestros intereses! La Alternativa Popular Revolucionaria debe erigirse como el instrumento político necesario para organizarnos, cohesionarnos y coordinarnos en función de la necesaria e impostergable lucha por nuestra dignidad, por y hacia el poder popular, como única garantía real de emancipación y victoria. Para quienes no tenemos más nada que perder que nuestras cadenas, el triunfo definitivo solo podrá alcanzarse cuando logremos la demolición revolucionaria del sistema capitalista y su corrupto Estado burgués, aguardando la consumación de la revolución mundial en todo momento. Sin embargo, dicho objetivo parte de diversas luchas parciales a las que debemos abocarnos hoy. Por lo antes expuesto, la Alternativa Popular Revolucionaria debe propugnar y defender:

1) Por la lucha obrera:

  • Salarios igual a la canasta básica. Los sueldos deben aumentar de manera correlativa y equiparada al incremento de los precios.
  • Derogación del Memorando 2792 y de toda la legislación que afecte los intereses de la clase trabajadora.
  • Restitución de las prestaciones sociales, primas, beneficios de remuneración y cajas de ahorro, suprimidos a partir de la imposición del Memorando 2792.
  • Agilización y celeridad en la firma de Convenciones Colectivas de Trabajo.
  • Salud y seguridad laboral.
  • Contra la judicialización y criminalización de las luchas obreras:
  • ¡Respeto a los derechos sindicales, de protesta y organización de la clase trabajadora!
  • Control obrero de la producción y de los libros de cuenta

2) Por la lucha campesina:

  • Nacionalización sin compensación de todos los latifundios.
  • Control campesino de la producción.
  • Desarrollo de un plan agrícola, a base de unidades de producción colectivas en toda las zonas rurales del país.
  • Acceso y justa distribución de semillas e insumos para la producción.
  • ¡No más desalojos arbitrarios de familias campesinas!
  • Restitución de las tierras otorgadas a los campesinos durante los mandatos del presidente Chávez.
  • Justicia a todos las víctimas de sicariato, intimidación, persecución y desalojo arbitrario a familias campesinas. ¡Cárcel a los responsables!

3) Por condiciones de vida dignas:

  • Creación de un plan nacional de recuperación de infraestructuras de distribución de agua, bajo control de los Consejos Comunales y Comunas.
  • Rehabilitación de las plantas de distribución de gas doméstico y su justa distribución, bajo control obrero y popular.
  • Diseño de un plan de financiamiento para la recuperación efectiva del Sistema Eléctrico Nacional, bajo control obrero y popular.
  • Nacionalización de las líneas de transporte colectivo bajo control obrero y popular.
  • Nacionalización de la red de producción, distribución y venta de alimentos, medicamentos y otros productos básicos, bajo control obrero y de las comunidades organizadas, para impedir la corrupción y el despilfarro.
  • Educación pública, gratuita y de calidad.
    Salud pública, gratuita y de calidad.
  • Creación de un plan de financiamiento para el mejoramiento y optimización de toda la red hospitalaria y ambulatoria del país.

4) Por la democracia revolucionaria:

  • Liberación inmediata de todos los trabajadores, campesinos y comuneros presos por luchar.
  • Cese a la persecución, la judicialización y la criminalización de las distintas luchas obreras, campesinas y populares.
  • Auditoría obrera y popular a los recursos y todas las gestiones públicas municipales, estadales y nacionales. ¡Cárcel a los corruptos!
  • Creación de consejos de trabajadores socialistas en todas las instituciones y empresas del Estado, para ejercer control obrero.
  • Creación de consejos campesinos en todas las zonas rurales del país.
  • Elección y legitimación de los Consejos Comunales y Comunas, bajo plena autonomía de las comunidades.
  • Asignación de competencias del poder publico municipal y estatal a las Comunas como entidades territoriales de autogobierno.
  • Elegibilidad y revocación de todos los cargos públicos.
  • Que ningún funcionario del Estado gane un salario superior al de un obrero cualificado. ¡Servir a la revolución es un deber no un privilegio!
  • Organización de unidades de la milicia bolivariana en cada fábrica, lugar de trabajo, barrio y comunidad, bajo control de la clase obrera y el pueblo organizado.

5) Por un antiimperialismo consecuente:

  • Cárcel a Guaidó y a todos los implicados en el plan imperialista contra Venezuela. ¡Basta de impunidad!
  • Ante el secuestro de CITGO y activos de la nación por parte del imperialismo: ¡Confiscación de las propiedades de las multinacionales imperialistas en Venezuela!
  • Renacionalización de todos los recursos y empresas estratégicas de Venezuela.
  • Hacer un llamado internacionalista a los pueblos y a los trabajadores del mundo para que defiendan la Revolución venezolana en sus respectivas latitudes.

6) Por el socialismo:

  • Creación de una central estatal única de importaciones ¡Basta de entregar las divisas a la burguesía!
    Auditoría obrera y popular sobre todas las divisas entregadas. ¡Cárcel y confiscación de bienes a los empresarios y burócratas que las hayan usado de manera impropia!
  • Nacionalización sin compensación de todos monopolios y empresas implicadas en el sabotaje, el acaparamiento y el bachaqueo. ¡Con el hambre del pueblo no se juega!
  • Nacionalización y centralización de la banca y las aseguradoras bajo control obrero, para poner todos los recursos a disposición de un plan de producción nacional, en empresas estatales y bajo control de los trabajadores, los campesinos, los comuneros y el pueblo organizado.
  • ¡Todo el poder a la clase trabajadora y el pueblo organizado! ¡Abajo la burocracia!

Para llevar adelante este programa ¡solo debemos confiar en nuestras propias fuerzas! La lucha y la organización deben ser nuestras principales banderas.

¡Por un gobierno de los trabajadores!
¡Reconstruyamos la esperanza!
¡Alternativa Popular Revolucionaria!


La Corriente Marxista Lucha de Clases, es la sección venezolana de la Corriente Marxista Internacional

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...