Breve historia del SUTIEMS, sexta y última parte (El recuento)

0 293

Escrito por David García Colín Carrillo, sindicalista SUTIEMS /

Rumbo al recuento, todos a votar por el SUTIEMS, por la defensa de los derechos colectivos de los trabajadores, por la independencia y democracia sindical

14009809_10209921180844355_381097968_nEl recuento por la titularidad del Contrato Colectivo de Trabajo (CCT) se llevará a cabo, en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje (JLCyA), el próximo 17 de agosto a las 15:30 horas. En este recuento se juega la defensa e integridad de nuestro CCT, la independencia sindical con respecto al Estado, la posibilidad de mantener una oposición firme a la imposición de la Reforma Educativa y la continuidad de la lucha por la integración del IEMS con la UACM. Debemos evitar un posible fraude en proceso y el intento de fragmentar la representación y defensa de nuestro CCT.

 El SUTIEMS, sindicato titular, cumplirá el 26 de agosto 10 años de existir; una historia de lucha, democracia interna y movilizaciones intensas, mismas que hemos tratado de exponer en esta historia. Las otras dos organizaciones sindicales –Sitiems y Sitraiems- que disputan la titularidad del CCT representan, ante todo, los intereses patronales y gubernamentales que pugnan por destruir o, al menos, neutralizar la capacidad de resistencia organizada de los trabajadores, adaptar el modelo educativo a los intereses del mercado y eliminar la molesta presencia que un sindicato independiente significa en las Comisiones Mixtas.

 Dice la Biblia, “por sus hechos los conoceréis”, los hechos del Sitiems y Sitraiems los sitúan, sin lugar a dudas, como “sindicatos” charros y patronales que no tienen intención alguna de defender los derechos colectivos.

El hecho es que el Sitiems, como ya señalamos, firmó el primer CCT a espaldas de los trabajadores, habiendo perdido el primer recuento por titularidad. El hecho es que durante todos estos seis meses de mesas mixtas sin presencia del SUTIEMS y aún ahora que el sindicato titular ha vuelto a las mesas, el Sitiems ha funcionado como fiel de la balanza, siempre a favor de la dirección del IEMS e incluso ha dictaminado en contra de su propia base trabajadora. Un ejemplo reciente fue el intento, que frustró la presencia y movilización del SUTIEMS, por poner a convocatoria abierta plazas que de acuerdo al CCT correspondían a trabajadores interinos con más de seis meses laborando en el IEMS; el cinismo de la dirección del SITIEMS fue tal que la Secretaria General (SG) de esta organización le dijo una trabajadora interina que ella tenía la culpa de no ser favorecida, ya que había protestado. De hecho, la decisión de convertirse de un sindicato puramente administrativo a uno mixto fue determinado a espaldas de la Asamblea General (SG), y obedecía simplemente a la línea estatal para arrebatar el CCT al SUTIEMS. El SUTIEMS, de forma correcta, le ofreció a la dirección del Sitiems, en el marco de las comisiones mixtas, un frente único a favor de los derechos laborales, la dirección charra hizo oídos sordos a ese frente que hubiera dado mayoría a la representación de los trabajadores. Los trabajadores de base del Sitiems deben tomar en cuanta todo esto al momento de emitir su voto.

 Por su parte, el Sitraiems es una creatura directa de la JLCyA bajo la dirección de un abogado corrupto perteneciente al sector más podrido del PRD (Los Chuchos), conformado por tránsfugas del SUTIEMS que, como parte de la dirección sindical, participaron en corruptelas, tráfico de influencias y mal manejo de los recursos sindicales. Los acontecimientos muestran a “la mano que mece la cuna” del Sitraiems: La JLCyA dio trámite a la demanda por titularidad presentada por el Sitraiems en un tiempo record, apenas presentaron esta demanda el 20 de mayo e “ipso facto” la Junta tramita la audiencia para el 21 de junio. Pero la celeridad para tramitar los procedimientos del Sitraiems no es nueva. Poco después de que los ahora integrantes del CE Sitraiems se desafiliaron del SUTIEMS (a finales de 2015) ante la Junta Local -no ante el SUTIEMS como correspondería, sino ante una instancia estatal ajena al sindicato, misma que indebidamente tramitó su desafiliación- les fue dado, en febrero de 2016, la toma de nota. Al SUTIEMS el mismo trámite le costó dos años de demandas y movilizaciones. A pesar de que en el padrón de afiliados que este sindicato blanco entregó a la JLCyA aparece el ridículo número de veinte afiliados, demandan la titularidad de un CCT que al SUTIEMS costó meses de lucha arrebatar al sindicato charro Sitiems (diferenciamos a sus bases, a las que les tendemos la mano), en un recuento celebrado en 2009. El SUTIEMS cuenta con un padrón actualizado en la JLCyA de cerca de 900 integrantes. ¿Pero, entonces, qué pretenden los charros del Sitraiems, el Sitiems y sus patrocinadores en el gobierno? Son dos las posibles respuestas: o se intentará un fraude gigantesco o se buscan nuevos instrumentos legaloides para meter al Sitraiems en las mesas mixtas.

La posibilidad de un fraude se deja ver en las 21 casillas que la JLCyA pretende habilitar para el recuento, dificultando que los 5 observadores externos que acompañarán al SUTIEMS y los otros tantos del CE, puedan cubrirlas todas las casillas; también se deja ver en la negativa a publicar el padrón de los que podrán votar, el número de boletas; así como en los cerca de 50 personas nuevas que la patronal ha metido de forma ilegal en Área Central y que probablemente se hayan incluido en dicho padrón para votar por consigna. Por esto será decisivo que la base trabajadora se convierta en observadora, en decenas de ojos que puedan cubrir todas las casillas y reporten puntualmente a la dirección sindical cualquier eventualidad o incidencia. Sólo la participación de las bases podrá evitar un fraude.

Aún así, para arrebatar el CCT, según una jurisprudencia de la “novena época”, el Sitiems o el Sitraiems tendrían que obtener en el recuento, al menos, la mitad más uno del total de trabajadores del IEMS. La JLCyA aceptó el padrón de 1,727 trabajadores entregado por la dirección del IEMS, discriminando a un conjunto importante de trabajadores a los cuales no se les reconoce la relación laboral. Si consideramos, como ya hemos señalado, que el padrón con el cual se le otorgó el registro sindical al SITRAIEMS fue de apenas unos 20 afiliados (¡!) –de hecho, la JLCyA se negó a exhibir durante las audiencias sin fundamento alguno el padrón del Sitraiems- y que el SITIEMS presume una afiliación (muy inflada con el favor de la patronal) que ronda los 400 trabajadores, se avizora por demás difícil, por no decir imposible, que cualquiera de los sindicatos charros pueda obtener el voto de los 866.5 trabajadores que se requerirían para arrebatarle la titularidad al SUTIEMS. La propia impaciencia de las autoridades del IEMS nos reveló la otra posibilidad –además del fraude- de lo que se intenta con el recuento. La dirección del IEMS entregó a la JLCyA un documento en el que de forma anticipada y parcial le solicita a la Junta que tome en cuenta la prueba del recuento para otorgarle representación al Sitraiems en las comisiones mixtas ¡La propia patronal exigiendo la presencia en la comisiones mixtas de lo que se supone es un sindicato! No es posible una prueba más clara del carácter charro del Sitraiems.

Debido a esto, y no sólo a la negativa de la autoridad de reconocer la relación laboral con el conjunto de trabajadores, la patronal –debemos subrayar con el voto del Sitiems y el Sitraiems- se negaron a incluir en el recuento, como demandaba el SUTIEMS, a todos los trabajadores que tienen una relación laboral con el IEMS, excluyendo de forma ilegal a trabajadores de intendencia, profesores de lengua y cultura nahuatl, médicos y personal del sistema semiescolar, es decir, impidiendole a alrededor de 400 trabajadores su derecho a decidir; de haberlos incluido, la proporcionalidad que se le pretende adjudicar al Sitraiems sería menor puesto que, evidentemente, se calcularía sobre un padrón más numeroso.

Lo que se intenta, por tanto, es fragmentar aún más en los hechos la administración del CCT, asegurándose la patronal el control absoluto de las comisiones mixtas mediante la presencia de un sindicato corrupto y propatronal. Lo que se pretende con el recuento es obtener nuevos instrumentos legaloides para cancelar en la vía de la práctica la titularidad, efectividad y gestión con que cuenta el SUTIEMS. Sin embargo el intento puede ser, para la autoridad, un arma de doble filo ya que dificilmente el Sitiems –el otro sindicato charro- logrará acreditar en el recuento los 400 trabajadores que dice tener y si la patronal pretende imponer la presencia del Sitraiems en las comisiones mixtas con base en el recuento, se le tendría que restar, por la misma razón, dicha proporcionalidad al Sitiems. Además, cualesquiera que sea el margen con el cual el SUTIEMS gane el recuento –y no dudamos que lo ganará- éste es el sindicato titular y conservar dicha calidad sólo requiere obtener un número superior a cualquiera de los dos sindicatos charros, por el contrario, para ganar la titularidad cualquiera de los sindicatos charros requeriría la mitad más uno de todos los trabajadores del IEMS.

 Pero en esta estrategia, el gobierno y la dirección del IEMS cuentan con que la larga lógica de desgaste y congelamiento de la gestión del SUTIEMS le cobre factura, le apuestan al “voto de castigo”, o la falta de participación de las bases del sindicato titular; también le apuestan a los sectores conservadores y al resentimiento generado y promovido por la misma autoridad (por medio de descuentos injustificados, mutilación de quincenas a interinos, violaciones al CCT, amenazas, etc.). Las autoridades del IEMS están en campaña contra el sindicato titular, han reventado las mesas mixtas, han dejado sin paga a más de 30 interinos –en los hechos están despedidos- y amenazan con no recontratar a cinco interinos que demandaron su reconocimiento laboral –es decir, han conformado una vil “lista negra” con la que pretenden discriminar a un grupo de trabajadores por ejercer un derecho-, entre éstos se encuentra la Secretaria de Prensa quien ha sido víctima de una brutal campaña de acoso.

 Por otra parte, el SUTIEMS cuenta a su favor con su trayectoria limpia y democrática, con las conquistas obtenidas por su propia movilización, también cuenta con sus fuertes lazos de solidaridad con otros sindicatos y organizaciones, como la Nueva Central, el SME y la CNTE –entre otros-. Estos lazos deberán traducirse en observadores obreros y en un cordón de seguridad que evite cualquier intento de fraude. El resultado final dependerá, a lo interno, de la capacidad de movilización y convocatoria que tenga el SUTIEMS para movilizar a sus bases en defensa de sus derechos. No dudamos que el SUTIEMS obtendrá, por tercera vez consecutiva (después de los recuentos del 2008 y 2011), el triunfo en este recuento, pero será muy importante ensanchar el margen de ese triunfo para que los organismos del gobierno se la piensen dos veces antes de utilizar los resultados para seguir afectando la representación del SUTIEMS y desmantelando el CCT.

 La defensa de la titularidad del SUTIEMS será determinante frente a las próximas batallas de la clase obrera a nivel general, que en buena medida decidirán el futuro laboral en el IEMS. El INEE tiene en la mira de su agenda para 2017 la implementación de la Reforma Educativa a nivel bachillerato. Aunque la lucha de la CNTE ha logrado, por la vía de la movilización, frenar de forma temporal la imposición de esta reforma, nada nos garantiza que el gobierno no volverá a la carga en cuanto el nivel de las tensiones disminuyan o, incluso, que intente aplicarla a instituciones pequeñas como el IEMS, que no cuentan con la misma capacidad de resistencia y convocatoria que la CNTE. Sin el SUTIEMS esa imposición será mucho más sencilla. Además de ello, una correcta dirección sindical será decisiva para vincularnos correctamente con los movimientos que pugnan por una Constitución progresista para la Ciudad de México, para que se incluya, entre otros temas como la basificación de las compañeras de intendencia, la fusión del IEMS con la UACM. Esta última bandera implica la voluntad para movilizarse que no está presente en absoluto en las dos organizaciones charras. Finalmente, las elecciones del 2018 y la posible coyuntura de movilización que éstas abrirán, sólo podrá decantar a nuestro favor a condición de movilizar a la comunidad del IEMS y en conjunto con otras organizaciones sindicales y populares.

En suma, la comunidad del IEMS se juega mucho en este recuento, a todos nos corresponde involucrarnos y salir a votar a favor del SUTIEMS, la única organización sindical democrática y combativa que existe en el IEMS. Hacemos un llamado a todas las organizaciones democráticas y de izquierda, sindicales, estudiantiles y políticas –CNTE, Nueva Central, trabajadores de la salud, movimiento politécnico, Morena, etc;- a acompañar y darle seguimiento al proceso de recuento del próximo 17 de agosto, levantando la voz contra todo intento por desmantelar los derechos laborales, el derecho a huelga y sindicalización; sólo unidos y movilizados vamos a poder vencer esta ofensiva neoliberal a la que se ha sumado, ya hace bastante tiempo, el PRD y el gobierno pelele de Miguel Ángel Mancera.

¡Todos a votar este 17 de agosto!

¡A votar por el SUTIEMS y defender nuestros derechos laborales!

¡Derrotemos el fraude!

¡Por el respeto del CCT, contra la reforma Educativa, por la fusión IEMS-UACM, vota SUTIEMS!

Esta historia continuará el  17 de agosto…

Ver: primera parte: http://old.laizquierdasocialista.org/node/4068

Segunda parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-segunda-parte/

Tercera parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-votar-sitraiems-tercera-parte/

Cuarta parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-cuarta-parte/

Quinta parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-quinta-parte/

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...