Take a fresh look at your lifestyle.

Aborto legal para no morir: La marea verde regresa

0 424

Escrito por: Fanny Casillas Ilich

El pasado mes de junio vimos una histórica votación en el congreso argentino producto de la presión de la movilización sin precedentes de las mujeres. Este día, 8 de agosto, se votará esta misma propuesta en el Senado el proyecto de ley que permite la interrupción voluntaria del embarazo hasta la semana 14 de gestación.

Además se han lanzado convocatorias para mitines y movilizaciones de solidaridad en Barcelona, Bruselas, Londres, París, Sidney y Tokio, además de Asunción, Bogotá, Lima, Ciudad de México, Montevideo, Santiago, San José y Quito.

La serie de medidas que ha implementado el gobierno de Macri han sido un duro golpe para la clase trabajadora, desde la política hacia las pensiones de los trabajadores jubilados, las medidas de su actual política económica que, según encuestas, le colocan con un 54% de rechazo. Ante esta situación el triunfo en el congreso por esta iniciativa de ley es un gran respiro para la lucha de los de los oprimidos y la clase trabajadora y que permitirá entre un ambiente de optimismo preparar energía para las siguientes batallas.

La conciencia de los trabajadores está cambiando, y con ello nuevos bríos de lucha vendrán. Lo mismo sucede con la situación de las mujeres, movimientos de masas han salido a las calles en los últimos años, la huelga de millones de mujeres el 8 de marzo en España es un claro ejemplo, el histórico triunfo en Irlanda en el referéndum para aprobar el aborto, no era posible de imaginar hace algunos años.

Si se aprueba la iniciativa contra la penalización del aborto en todas las causales, Argentina se une a Cuba, Uruguay y la Ciudad de México, únicos territorios de la región donde el aborto es legal. Sin embargo, la deuda sigue pendiente en los demás estados de nuestro país.

El aborto está restringido legalmente y de hecho se lleva a cabo de manera clandestina en todo el país, excepto en la Ciudad de México ya que desde abril del 2007 la interrupción del embarazo es legal en la Ciudad de México si se lleva a cabo dentro de las primeras 12 semanas de gestación

La lista que encabeza la lista de muertes por mortalidad materna (por cada 1,000 habitantes) en el país es Chiapas, que tiene 68.5 defunciones, seguido de Nayarit con 66.9, y en tercer lugar Guerrero, con 49.5. El grupo de los cinco estados más afectados lo completan Oaxaca (48.6) y Campeche (46.5). Es importante aclarar que según los estudios de la OMS, este problema está directamente relacionado con precariedad económica es decir, con indicadores de rezago y pobreza.

En el país ocurren más un millón de abortos al año, en su mayoría de manera clandestina. Según los datos arrojados en el estudio de embarazo no planeado y aborto inducido en México que realiza el Colegio de México: la tasa de abortos en México es tan elevada porque más de la mitad del total de los embarazos son no planeados  de los cuales 54 por ciento terminan en un aborto inducido, 34 por ciento resultan en un nacimiento no planeado y 12 por ciento corresponde al aborto espontáneo.

El Instituto Nacional de las Mujeres señala que antes de la despenalización del aborto en el entonces Distrito Federal, seis de cada diez mujeres morían por complicaciones en el aborto, debido a que lo hacían en condiciones sin control e insalubres. Hasta el 2017 el número de mujeres que acudieron a abortar en un hospital gratuito fue de 176 mil 109 ILE, un promedio de 17 mil 600 al año, en mujeres de todo el país según datos de la Secretaría de Salud.

El potencial que tiene la lucha de la mujer es altamente revolucionario, por ello es de suma importancia sacar las mejores lecciones de los movimientos y tener en cuenta la escuela bolchevique que fue la escuela de la revolución de octubre, el único acontecimiento que ha llevado el programa de la liberación de la mujer más lejos que ninguno, hace casi 100 años el derecho al aborto que apenas se está decidiendo en lugares como Argentina ya estaba aprobado por el gobierno bolchevique.

Alexandra Kollontai dijo al calor de estos hechos

“En nuestra República de trabajadores tenemos una disposición desde el 18 de noviembre de 1920 que legaliza la interrupción del embarazo. (…) Nuestro país no está densamente poblado, sino débilmente (…) ¿Y por qué podemos legalizar el aborto en esta situación? Porque mientras no se hayan asegurado las condiciones de vida de las mujeres, los abortos seguirán practicándose (…) Hoy se practican abortos en todos los países y ninguna ley lo puede impedir con eficacia. Para la mujer siempre hay algún medio, pero esa ayuda “secreta” destruye la salud de nuestras mujeres (…) un aborto practicado por un cirujano en condiciones normales no supone en absoluto ningún peligro para la salud de la mujer (…)”. Y afirmaba: “hemos encontrado la respuesta a esta cuestión – que para las mujeres de todos los estados burgueses esta sin resolver”

Los bolcheviques entendían que la opresión de la mujer es profunda pero no titubearon en aplicar medidas para liberar y sentar algunas condiciones que permitirían un proceso más profundo, eso es porque la escuela bolchevique es la escuela de la revolución de los oprimidos que busca acabar con todo tipo de opresión que el capitalismo ha potencializado y tiene en cuclillas a la clase trabajadora.

Hacemos un llamado a rescatar la tradición bolchevique, y las mejores lecciones de mujeres socialistas que lucharon hasta sus últimas consecuencias por la liberación de la mujer y clase explotada a que podamos luchar juntas en la Liga de Mujeres Revolucionarias y en la Corriente Marxista Internacional.

¡Ni un paso atrás en la lucha por nuestra emancipación!

¡Socialismo o Barbarie!

¡Educación sexual para decidir, anticonceptivos para prevenir, aborto legal para no morir!

¡Aborto legal y gratuito ya!

Te podría interesar
Comentarios
Loading...