Entrevista a Beatriz Domínguez: Morena no solamente es la cúpula, lo más importante y la esencia está en las bases

324

Beatriz Domínguez es parte de la militancia de Morena que no se rinde a pesar de las adversidades y las pugnas en la cúpula que parece llevar a este proyecto político a un callejón sin salida. Ella es integrante de la Red de Círculos de Estudios del Estado de México del Instituto Nacional de Formación Política y del proyecto de mujeres del Frente Amplio de Círculas de Estudio. Trabaja día a día para que el anhelado proceso de transformación social se cristalice, como miles o decenas de miles de personas en el país, quienes son la esencia y lo más importante de lo que se ha denominado la Cuarta Transformación.

La Izquierda Socialista (LIS).- Nos puedes mencionar tú nombre y algo breve acerca de tu trayectoria y actividad política en el Estado de México.

Beatriz Domínguez (BD).- Me llamo Beatriz Domínguez Castro. Soy comunicóloga y me especializo en mediación de conflictos, estoy convencida de que el diálogo, la cultura y el arte son herramientas de transformación, por ello he trabajado como productora audiovisual en programas principalmente culturales y he sido gestora cultural. En 2012 comencé a participar en un círculo de estudio de Ecatepec en el cual llevamos a cabo actividades por la defensa del petróleo, conferencias de formación política y jornadas culturales, eso me llevó a participar en Morena desde su fundación, luego fui coordinadora territorial en el distrito 11 de Ecatepec y en 2018 fui Enlace de Defensa del Voto, pero siempre fue primordial participar en el círculo de estudio. Cuando el Instituto Nacional de Formación Política anunció sus actividades asistí a las reuniones para colaborar y presentar el círculo de estudio en el que participaba, en ese momento Toño Villegas, que fue parte importante del equipo del Fisgón, recibió mi Curriculum Vitae y pocos días después me llamó porque les había interesado mi especialidad en conflictos, así comencé desde octubre de 2018 a dar talleres de mediación de conflictos en el Instituto en diferentes Estados del país. Luego me llaman para incorporarme a la Red Estatal de Círculos de Estudio del Estado de México y a la RENACE, donde hemos realizado diversas actividades de formación política como el Coloquio Estatal contra la Violencia de Género y la Jornada Cultural por el Día de la Mujer Trabajadora. Actualmente también estoy como responsable de las actividades del Frente Amplio de Círculas de Estudio del INFP.

LIS.- Podrías explicar de qué trata el proyecto de la Red de Círculos de Estudios del Estado de México, y de su importancia para el Movimiento Regeneración Nacional y la Cuarta Transformación.

BD.- La intención de la RECEEM es crear círculos de estudio en cada colonia, los círculos de estudio son espacios de discusión, debate y aprendizaje colectivo. Nos basamos en la metodología de la Educación Popular por lo tanto, partimos de analizar nuestro contexto, nuestra realidad más inmediata, luego ir a los autores o autoras para comprenderla y después desarrollar propuestas que transformen esa realidad.

LIS.- Desde tu perspectiva, ¿qué importancia adquiere la formación política-ideológica, para un partido de izquierda o un movimiento social?

BD.- ¡Es fundamental! La formación política es una guía para ir construyendo y cambiando en colectivo nuestra sociedad. Un partido de izquierda no puede sobrevivir sin la formación política porque ésta le da estructura a sus objetivos, debe darle congruencia y por ende ser una herramienta de transformación del sistema capitalista; los movimientos sociales también desean la transformación, sin embargo, el capitalismo es el sistema dominante y no será nada fácil superarlo, por ello un movimiento social o un partido de izquierda sin formación política son altamente vulnerables a la manipulación, la infiltración y la desarticulación.

LIS.- En el último periodo ha irrumpido con fuerza el movimiento de mujeres a nivel internacional y nacional, con demandas y métodos propios, que continúa sus movilizaciones con fuerza, incluso bajo el actual gobierno ¿qué importancia adquiere el proyecto del Frente Amplio de Círculas de Estudio (FACE)? ¿Cuál es su objetivo?

BD.- FACE tiene como objetivo erradicar la cultura machista del país, realizamos actividades de formación política-ideológica para fortalecer nuestros argumentos y estrategias en la lucha contra el patriarcado y el neoliberalismo. Consideramos que el patriarcado nos ha enseñado a competir y a enemistarnos, el sólo hecho de crear espacios específicos para mujeres, donde generemos vínculos de amistad y apoyo, ya es un acto revolucionario.

El Frente Amplio de Círculas de Estudio es un espacio donde participan mujeres de todas las edades, de todo el país y del extranjero, militantes de Morena, simpatizantes, mujeres sin tendencia partidista, colectivas feministas, asociaciones civiles y mujeres de colectivos artísticos y culturales. Todas las mujeres que desean hacerle frente a la violencia y que buscan la transformación del país son bienvenidas en este espacio.

Nosotras nos sumamos al movimiento de mujeres, nuestro método de lucha es la revolución de las conciencias; a través de la cultura, el arte y la formación política.

LIS.- Relacionando lo anterior, ¿cuál consideras que debería ser la postura del Movimiento Regeneración Nacional ante los movimientos sociales, ante el movimiento obrero, campesino, estudiantil y de las mujeres?

BD.- Ahora que Morena se está conformando como partido político no debe olvidarse que nació del movimiento y en su momento aglutinó diversas luchas y movimientos sociales, para que Morena siga siendo el partido que nos represente a la mayoría, no debe de alejarse de estas causas, como el movimiento de mujeres, que en otros países ha sido decisivo para que los partidos y gobiernos de izquierda trasciendan o no. Uno de los objetivos primordiales en los documentos básicos de Morena es luchar por causas justas y para ser congruente debe vincularse con los movimientos sociales, propiciar el diálogo, captar sus demandas y poder llevarlas a acciones concretas reflejadas en políticas públicas.

LIS.- Millones de personas votaron el 2018 con la esperanza de lograr una transformación social en beneficio de los trabajadores del campo y la ciudad, de los pobres y los sectores oprimidos. ¿Cómo hacerlo realidad?

BD.- Estamos en una etapa de transición, hoy sabemos que por sí solo nuestro voto no logrará el cambio que queremos, necesitamos de una participación activa de esos millones de personas. Debemos organizarnos en nuestras colonias, barrios, en el campo, en la empresa y en la escuela para que seamos nosotras, las personas de a pie, quienes tomemos las decisiones en colectivo que impacten y transformen poco a poco nuestros espacios. Hay que impulsar más consultas ciudadanas que sean vinculantes, la democracia participativa para que el pueblo decida lo que sus representantes deben o no hacer. Necesitamos movilizarnos como lo hicimos en 2017 y 2018, no para convencer sino para practicar una forma distinta de hacer política, éste será un proceso largo pues buscamos una transformación profunda que no se dará en pocos años, en este momento sólo estamos sentando las bases para lograrlo.

LIS.- Y ante todo esto ¿qué papel debe jugar los encargados de la formación política ideológica y el Instituto de Formación Política?

BD.- El INFP está abriendo los espacios de discusión y análisis que contribuyan a tener militantes y simpatizantes cada vez más conscientes y críticos que elijan mejor a sus representantes, pero que también promuevan la transformación pacifica desde su comunidad.

El INFP debe ser vigía de que Morena sea congruente con sus principios. Los encargados de la formación política debemos impulsar en todo el territorio nacional de forma presencial y virtual el diálogo solidario entre todos los sectores de la población a través de círculos de estudio, clubs de lectura, cine-debates, actividades artísticas y culturales, talleres y cursos. Hay que echar mano de toda nuestra creatividad para poder transformar.

LIS.- Algún mensaje final que desees transmitir.

BD.- Que se sumen a las actividades del Instituto Nacional de Formación Política de Morena a través de la RENACE y sus redes estatales y el Frente Amplio de Círculas de Estudio. Hay que formar nuevos círculos para que no demos tregua a la derecha de llenar huecos con movimientos ficticios, por medio de la formación los identificamos y por medio de la acción los neutralizamos.

La cuarta transformación es una revolución cultural, es un choque de creencias y una batalla de ideas que empieza desde nuestra propia conciencia. Les invito a ser parte de este cambio social y seguir revolucionando las conciencias.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Comentarios
Loading...