Take a fresh look at your lifestyle.

Discurso pronunciado por estudiante en la visita de Claudia Sheinbaum al IPN

0 389

Escrito por: La Izquierda Socialista

Reproducimos a continuación el discurso pronunciado por Fernanda Mosso, estudiante de la Escuela Superior de Economía, e integrante de La Izquierda Socialista.

Doctora Claudia Sheinbaum, le decimos que urge un cambio profundo en nuestra sociedad, no es normal vivir con tanta desigualdad social con un puñado de multimillonarios por un lado y millones de personas en la pobreza y miseria. Nuestro país sangra, tiene miles de heridas abiertas. Vemos a campesinos a los que se despoja su tierra como ocurre con la construcción de su aeropuerto, vemos obreros que viven incluso condiciones laborales del porfiriato, tenemos decenas de miles de desaparecidos y cientos de miles de homicidios. Los políticos priístas, panistas y perrededistas han actuado sumisamente a las órdenes del gran capital, su corrupción es una ofensa al pueblo mexicano. A todos ellos tenemos que echarlos de los gobiernos de la ciudad y nacional. El capitalismo en su modelo neoliberal ha generado una sociedad enferma que no podemos curar con una simple aspirina, se necesita un cambio profundo y de raíz. Votar por la izquierda es necesario este 1° de julio, pero votar no es suficiente, es necesario organizarnos para asegurar el anhelado cambio. Solo la organización y lucha de los trabajadores y sus hijos puede salvar al pueblo.

Este país y esta ciudad tienen una larga historia de lucha. Nuestra institución, el Instituto Politécnico Nacional, ha estado presente en grandes acontecimientos históricos. El IPN fue creado gracias a la lucha de obreros y campesinos durante la revolución mexicana quienes vieron materializadas alguna de sus demandas bajo el cardenismo. Andrés Manuel López Obrador ha señalado su admiración a Lázaro Cárdenas, que es uno de los más grandes presidentes de nuestro país. El IPN se fundó bajo este gobierno con el claro objetivo de crear educación a hijos de obreros y campesinos y crear la tecnología que permitiera el desarrollo nacional.

Queremos gobiernos de izquierda que apliquen una real política de izquierda. Esperamos que la llegada a la jefatura de gobierno de la ciudad de México de Claudia Sheinbaum así como de Andrés Manuel López Obrador a la presidencia del país signifique una consecuente política a favor de los trabajadores y nosotros sus hijos. Hay que seguir el ejemplo de Cárdenas que benefició a los pobres, es decir a obreros y campesinos, y no dudó en enfrentarse a los imperialistas y nacionalizar sus principales industrias cuando los intereses de nuestra sociedad así lo exigieron.

Queremos un gobierno de izquierda que apoye a la educación pública, que no excluya a los jóvenes de la educación superior rechazando a miles de las universidades y que asegure la educación gratuita. En este mismo lugar se encontraba nuestro internado estudiantil que nos arrebataron el 23 de septiembre de 1956 con el ejército. Es necesario recuperar nuestro internado y las becas económicas y alimenticias para que el estudiante más pobre pueda recibir la educación más digna.

Esperamos que un gobierno de Morena en la ciudad y el país apoye firmemente el desarrollo de la ciencia y la tecnología, tenemos que recuperar las empresas que han sido privatizadas y así poner la técnica del IPN al servicio de la sociedad. Debemos romper la resistencia de la derecha y asegurar que se destine al menos un 8% del PIB a la educación. Se necesita aumentar radicalmente la matricula en educación superior y posgrado, ampliando y creando nuevas escuelas del IPN y la UNAM.

La comunidad politécnica y los estudiantes no estamos ajenos a la problemática social. No olvidamos a los damnificados del 19 de septiembre, a los que miles de pobladores y politécnicos ayudamos después de los terremotos. Queremos la reconstrucción y reparación de las escuelas dañadas para que nuestros compañeros puedan regresar a sus aulas. Pedimos a Claudia Sheinbaum que se aplique una política clara de reconstrucción de las viviendas de quienes las perdieron y no se les convierta en nuevos deudores.

Un tema que creemos central es el de la seguridad. El gobierno de Miguel Ángel Mancera trató a los jóvenes como criminales. Estudiantes politécnicos cayeron a la cárcel en 2014 por manifestarse y exigir la aparición de los 43 estudiantes de Ayotzinapa. Debe haber un claro compromiso por parte de Claudia a Sheinbaum para que un gobierno de Morena no reprima las luchas de los estudiantes y trabajadores, a no dar ningún apoyo y combatir a los grupos porriles que golpean y desprestigian la organización independiente de los estudiantes. ¡Alto a la criminalización de la juventud en la Ciudad de México!

Contrario a esto lo que sufrimos es inseguridad. El clima de violencia que se respira en la ciudad ha llegado a nuestras aulas, y nos ha costado –de manera reciente- el asesinato de por lo menos 5 compañeras en la UAM y 4 en la UNAM. En el caso del IPN no olvidamos a la compañera Edith Gutiérrez, asesinada después de salir de una guardia durante la huelga del 2014; tampoco a la compañera Anayetzin Damaris Fragoso que fue víctima de feminicidio ni tampoco a María de Jesús Jaime Zamudio de la que sus presuntos asesinos siguen activos en el IPN sin que si quiera sean procesados.

Hace dos días la fiscalía de Jalisco declaró la muerte de 3 estudiantes universitarios a manos del crimen organizado, diciéndonos que los torturaron y los disolvieron en ácido. La hipocresía y el terror son el mensaje que los gobernantes nos dan desde los medios masivos de comunicación que solo buscan perpetuar el régimen y justificarlo. Exigimos justicia para Salomón, Marco y Jesús.

No queremos un gobierno que solape la impunidad. Esperamos que la futura jefa de gobierno denuncie con firmeza esos crímenes contra la juventud y no permita que ocurran en nuestra ciudad. Exigimos que haya seguridad en el transporte público, en las calles, en las escuelas y en la ciudad en su conjunto. Sabemos bien que esta problemática también surge por no acabar con la pobreza, la cual no le da a los jóvenes oportunidades de desarrollo, también por no dar oportunidades de suficientes estudio, ni en un empleo digno, por esa razón surge la necesidad de exigirlo.

Hoy más que nunca necesitamos espacios de recreación accesibles a los jóvenes y oportunidades en el campo laboral, queremos un puesto de trabajo digno al terminar nuestros estudios.

No podemos dar ni un voto al PRI, PAN o PRD. Debemos echarles del gobierno. Morena no puede aceptar a charros sindicales ni residuos de estos partidos. Si Morena aspira a un cambio profundo debe aliarse con los trabajadores y estudiantes en lucha y defender un programa de clase consecuentemente. Las elecciones son un campo de batalla más, hay que votar a la izquierda pero organizarnos y luchar. Esperamos que Claudia Sheinbaum esté el día de mañana en la calle luchando junto al pueblo contra la derecha, contra los feminicidios, por la defensa de la educación pública, por la defensa de los derechos laborales, contra la desaparición y asesinatos de estudiantes.

Compañeros sólo hay una alternativa: Luchar. Luchar para poder cambiar este sistema capitalista que lo único que nos ha ofrecido a los jóvenes es exclusión, desempleo y violencia. Se cumplen 50 años de 1968, ese año que sacudió a buena parte del mundo y en el que los estudiantes politécnicos y mexicanos mostraron su valentía y determinación. Los estudiantes de Francia, España, Chile, Honduras o los países Árabes han puesto el ejemplo. Le toca demostrar a los estudiantes, trabajadores y profesores del Instituto Politécnico Nacional que la dignidad y los principios no se negocian y los derechos se defienden y se consiguen en las calles.

¡Fuera la derecha de la ciudad de México y del IPN!

¡Unidos y organizados venceremos!

Te podría interesar
Comentarios
Loading...