Breve historia del SUTIEMS, cuarta parte

0 191

Escrito por David García Colín, sindicalista SUTIEMS |

Quien se arrodilla ante el hecho consumado es incapaz de enfrentar el porvenir” [Trotsky]

Abordamos fundamentalmente, en esta cuarta parte, la elección fraudulenta mediante la que se impuso a una Secretaria General cooptada por el GDF -misma que en el futuro operará para el Sitraiems-, la batalla por liberar al SUTIEMS de las garras de un despacho jurídico corrupto; la lucha contra el boicot interno por aquéllos que fundarán el Sitraiems y la llegada al IEMS del Ulises Lara, marcando el punto de salida para la peor ofensiva patronal en la historia de nuestro sindicato (misma que abordaremos en siguiente entrega).

De cómo se impuso a una SG con 5 votos mal contados

El 15 de julio de 2014 el SUTIEMS realiza, en el auditorio del SME de la colonia Tabacalera, la renovación de su Comité Ejecutivo y comisiones autónomas. La elección se dio en un ambiente de fuerte lucha fraccional en pos de conquistar la independencia sindical que había sido comprometida por el Secretario General, Miguel Ángel Hernández Vázquez y su grupo -el mismo que a la postre formará el Sitraiems-, grupo conocido como “los migueles”. Hemos señalado ya los casos de nepotismo, corrupción, lazos indebidos con el GDF y la JLCyA, y la dañina expulsión del 14 de febrero, donde buena parte del CE fue purgado. Más adelante abundaremos en las irregularidades que saltaron a la luz a raíz de la revisión de la Comisión de Hacienda y Fiscalización y que involucran los intereses de un millón de pesos y transferencias sin aclarar a cuentas personales.

Era evidente que el grupo aglutinado en torno a la consulta por la fusión IEMS-UACM del pasado 5 de junio había obtenido fuerza y legitimidad. Para los charros era muy claro el peligro de que una nueva correlación de fuerzas se expresara en la elección del nuevo comité, particularmente en la Secretaría General (SG). Esta posibilidad era una amenaza, también, para el GDF, el abogado Pablo Franco y la dirección del IEMS. Los “migueles” intentaron promover la candidatura de Laura Olivares (quien también pasará al Sitraiems) pero no hubo acuerdo con, al menos, un parte de los llamados “Panchos”. Éste último grupo estaba en proceso de división, no todos estaban de acuerdo con el actuar del despacho jurídico y del SG, en esta corriente seguía habiendo personajes cuya trayectoria de lucha les impedirá ir demasiado lejos en el camino de la cooptación sindical. Al final un sector de este grupo, el más comprometido con funcionarios de la JLCyA, acordó impulsar, junto con los “migueles”, a María Mónica Ramírez Vázquez del plantel Izatapalapa II. Era un personaje sin ninguna experiencia sindical y prácticamente desconocido, algunos conocían es esta persona porque en reuniones de academia solía defender la Reforma Educativa y porque había sido especialmente estridente en la expulsión masiva del 14 de febrero del 2014, pero era el “candidato de unidad” de los que se oponían a la “corriente democrática”. Otro sector, que se desprendió del grupo de los “panchos”, marcando el fin de la hegemonía de esta corriente, apoyó la candidatura de Carlos Moncada Gil, uno de los fundadores del SUTIEMS. Los “democráticos” apoyamos al compañeros Ángel Custodio.

Si un agrupamiento político -incluso de orden sindical- no tiene una base ideológica firme que sustente su razón de ser, si la alianza se basa en el oportunismo o en factores personales accidentales, terminará haciéndose pedazos y con amargas acusaciones. Con una base insana se pueden “fusionar” 2 grupos en 4. Los que pensaron que Miguel Ángel Hernández Vázquez seguiría siendo por tiempo indefinido la marioneta de un pequeño grupo sindical, se darían cuenta que la marioneta puede muy fácilmente cambiar de titiritero, para los corruptos no hay lealtades. En contraste, una corriente de opinión sindical que base su existencia en ideas políticas colectivas y de clase: democracia sindical, autonomía con respecto al estado, movilización permanente, organización de las bases etc., tendrá muchas mayores garantías de prosperar y mantener un régimen interno más o menos sano; de otra forma, los errores se convierten en tendencias, y las tendencias en posturas incorregibles y comprometidas.

Los discurso de los tres candidatos a SG de ese día 15 de julio expresaron muy bien dónde había ideas políticas y dónde no. Mientras Ángel Custodio y el propio Moncada Gil -para honor suyo- basaron su discurso en la idea de mantenernos movilizados, en la organización y lucha contra la Reforma Educativa; en mantener una política de independencia sindical, y Custodio subrayó la necesidad de luchar por la fusión del IEMS-UACM, por otra parte Maria Mónica, lanzó un discurso estridente, que criticaba el “radicalismo”, ferozmente antimarxista -acusó a los marxistas de ser autoritarios-, invitaba -más bien gritaba- a hacer una política “propositiva” con la autoridad; evidentemente era un discurso orientado a los sectores más conservadores del SUTIEMS.

Algunas afiliados pensaban que hacía falta una SG mujer, ignorando que la política sindical se define por la posición de clase que se adopta, no por el género; que puede haber mujeres (y hombres) sindicalistas combativas, pero también mujeres (y hombres) sindicalistas aliadas con el patrón. Se demostrará en los hechos que esto último fue el caso y que el feminismo burgués -que pone al género por encima de cualquier otra consideración- es una trampa. Esta SG resultará ser aficionada, como veremos, a prácticas burocráticas y antidemocráticas que supuestamente son patrimonio exclusivo de marxistas y radicales, más bien es al contrario.

SUTIEMS CE TOMA PROTESTALas votaciones finales quedaron de la siguiente forma: Custodio obtuvo 160 votos, María Mónica 165, Carlos Moncada 111; Juan Antonio Díaz Barrientos, otro compañero de la corriente de los “democráticos”, obtuvo, para la cartera de Organización, 200 votos. El ascenso de una corriente sindical fue incuestionable, pero al final se impuso María Mónica: el grupo de los “migueles” tuvo la “precaución” de meter escrutadores propios y éstos contaron los votos de forma por demás “indulgente” para su candidata -incluso el voto de la gente que permaneció fuera del auditorio- mientras que no fueron tan “generosos” en el conteo con los otros candidatos -restaron los votos de la gente que no estaba sentada-.

Existen pocas dudas de que ese día hubo un fraude en la votación más cerrada de la historia del SUTIEMS, un fraude gracias al cual los “migueles” y un sector de los “panchos” sacaron esos 5 votos de ventaja. Sin duda fue un error, en un conteo tan cerrado, el no haber exigido un recuento que hubiera podido revertir los resultados. La imposición saldrá muy cara a todos, incluidos “migueles” y “panchos”; por una parte el grupo charril se expondrá y terminará por deslegitimarse y dividirse, pero el sindicato será sometido a las tensiones de una lucha fraccional continua y los trabajadores perderemos la posibilidad de revisar el CCT, al menos en el corto plazo.

Como sabemos, el grupo de los “migueles” o “mónicos” terminará por salir por su propio pie del SUTIEMS para formar el Sitraiems bajo la órdenes de la JLCyA.

Contingente encapsulado y estudiante detenido, la coyuntura Ayotzinapa

Pero los lazos entre Mónica y un grupo pequeño en el nuevo CE con la dirección del IEMS y el GDF, se mostrará muy pronto. No es casual que la JLCyA tramitara la toma de nota de la nueva SG en unos pocos días, casi al mismo tiempo en que se eligió.

encapsuladosEl CGR decide realizar, el 17 de septiembre, una movilización desde Bellas Artes hasta la Asamblea Legislativa, en el marco del segundo informe de gobierno de Mancera, para protestar por los intentos de “armonizar” al IEMS con la reforma educativa y otras violaciones más al CCT. Mónica y sus allegados se habían opuesto a esta movilización, una tendencia recurrente a oponerse a cualquier acción que pudiera incomodar al GDF. Significativamente, Mónica no acude a ésta que será una de las primeras movilizaciones bajo su gestión. También será una de la primeras manifestaciones del SUTIEMS que son impedidas por el gobierno de Mancera por medio de granaderos. El contingente es encapsulado por una centena de granaderos y, “casualmente”, aparece María Mónica pero no tanto a solidarizarse con los encapsulados, sino a regañar al contingente por un supuesto cierre de avenida que no existió. Era más que obvio que el GDF se había comunicado con la SG y ésta se asumió sin problemas con la vocera del gobierno. Será un patrón de acciones patronales que irán desgastando a una SG y a su grupo, con costos muy altos para todos los trabajadores.

iztacalco-28Los acontecimientos de la noche de Iguala, el 26 de septiembre de 2014, cimbraron al país y desataron una de las coyunturas más importantes de los últimos años. Movilizaciones masivas sacudieron la capital exigiendo la aparición con vida de los 43 normalistas de Ayotzinapa; la comunidad del IEMS no se mantuvo al margen de estas manifestaciones, especialmente los estudiantes provenientes de las comunidades marginadas en las que se ubican los planteles del IEMS, quienes suelen ser especialmente sensibles ante la injusticia. De hecho, el 20 de noviembre de 2014, cuando una manifestación arriba al Zócalo y una multitud se agolpa en la puerta de Palacio Nacional, el gobierno de Mancera desata la represión, y detiene arbitrariamente a unas 11 personas; entre éstas se encontraba el estudiante del IEMS del plantel Iztacalco, Juan Daniel López Ávila. El SUTIEMS, por supuesto, brinda su apoyo y se moviliza junto con la organización popular a la que pertenece Juan Daniel. Un CGR extraordinario el jueves 27 de noviembre aprueba un paro para el día siguiente. Una marcha unitaria de trabajadores y estudiantes se dirige a la Jefatura de Gobierno del DF y se forma una organización estudiantil llamada Frente Estudiantil IEMS (FEIEMS), hermanada con el sindicato. Gracias a la indignación nacional y la movilización los presos son liberados unos días después pero la actitud represora de Mancera queda patente una vez más.

La huelga por aumento salarial de finales de 2014

El 8 de noviembre de 2014 la Asamblea General, celebrada en el auditorio SME, decide estallar, para el siguiente lunes 10 de noviembre, la huelga por revisión salarial de ese año. La decisión se da a pesar de la oposición de la SG quien hizo extensivas las amenazas de descuento del GDF e incluso llegó al extremo de pretender poner al micrófono, desde su celular, al personal jurídico de la patronal. Frente a esto, la Asamblea General-para bochorno de propios y extraños- votó prohibir a la SG que recibiera llamadas de parte de cualquier autoridad en el momento mismo en que estábamos a punto de decidir un estallamiento. La huelga va pero si el grupo de Maria Mónica no pudo evitarla, negociará a espaldas del CE un aumento menor al que probablemente se hubiera logrado con una estrategia unificada frente al GDF. Si tomamos en cuenta que la inflación anual de 2014 fue de 4.08%, el 3.7% que se pactará, no detendrá la caída de nuestro poder adquisitivo.

Lo cierto es que Gustavo Cortés, quien ahora es Secretario General del Sitraiems -y en aquél momento se desempeñaba como Secretario de Finanzas del SUTIEMS- había estado operando la oferta salarial del GDF, lo que se mostró en el hecho de que cuando se llega a la segunda mesa de negociación en el GDF, el Sub Secretario de Gobierno, para sorpresa del resto del CE, suelta la pregunta indiscreta a Gustavo Cortés “¿ ya tienes lista tu oferta?”. El grupo de los “mónicos” nos habían hecho creer que esa reunión había sido solicitada por el propio gobierno; al contrario, eran los “mónicos” los que habían gestionado una reunión para presentar una propuesta de tabla -misma que “diligentemente” Gustavo repartió en Asamblea General como si la propuesta hubiera sido producto de su ingenio- que era prácticamente idéntica a la que ofrecía el gobierno (3.7%, sólo difería en el plus de 1,500 peso en vales por única ocasión). Podemos asegurar que los “mónicos” mantenían negociaciones secretas con el GDF por un hecho revelador: la tabla que promovió Gustavo a finales de 2014 fue idéntica a la que la patronal nos entregó en 2015, ya con Gustavo Cortés fuera del sindicato. En otras palabras, habían funcionado como los operadores del GDF desde la dirección sindical. Cuando el resto del CE le reclama al futuro SG Sitraiems estos hechos, simple y cínicamente respondió “asumo los costos políticos”, como si las implicaciones fueran puramente personales y no colectivas, lamentablemente los costos políticos los pagaremos todos.

Una Asamblea General convocada el fin de semana en el SME acepta la oferta, en gran medida, debido a que ésta fue la huelga más larga, hasta esas fechas, en la historia del IEMS: una huelga de cinco días, dentro de un sindicato que aún hoy no aprende a mantener huelgas por tiempos más prolongados. Más o menos a partir de estas fechas comienzan a circular las peticiones de asambleas de plantel -en Área Central, Tlahuac, Tlalpan I, Tlapan II, etc.- exigiendo la renuncia de la SG ante su incapacidad de representar los intereses de los trabajadores. Sin embargo, la SG se aferrará todo lo que le sea posible a su cargo y su encomienda patronal. Finalmente renunciará, pero a costa de hacernos perder la revisión del CCT.

El SUTIEMS logra liberarse de un despacho corrupto

Si el SUTIEMS habría de lograr su preciada independencia, misma que había sido comprometida por los charros que fundarán el Sitraiems, debía desembarazarse de un despacho jurídico corrupto, cuyo dueño era, a la vez, “defensor” jurídico del sindicato y funcionario de la JLCyA contrario al sindicato, es decir, una relación esquizofrénica e insostenible. Las decisiones políticas debían retomarse por parte de las instancias democráticas del sindicato, frente a un despacho que había jineteado los emplazamiento e incluso decidido prórrogas sin el consentimiento de CGR o Asamblea General. Como ya hemos señalado, Pablo Franco -dueño del despacho jurídico en cuestión-, junto con el traidor del movimiento Pablo Gómez, formarán la comisión del PRD que exonerará a José Luis Abarca, implicado en la desaparición de los normalistas de Ayotzinapa. Ese mismo despacho, en complicidad con el gobierno, creará al Sitraiems que intentará arrebatarle al sindicato democrático la titularidad del CCT.  

Por eso la AG del miércoles 25 de febrero del 2015, en el auditorio del SUTIN, fue muy relevante. Esta asamblea por sí misma fue un triunfo de los que lucharon por la independencia y democracia sindical, pues los “migueles” -y antes que ellos los llamados “panchos”- habían hecho todo lo posible por impedir el cambio de abogado, incluso cuando ya era evidente que su papel en la JLCyA era golpear al SUTIEMS. Además de pronunciarse en contra de la represión en Guerrero que costó la vida de un profesor, la Asamblea votó, por fin, el cambio de abogado sindical. Con una votación de 202 votos, una elección abrumadora, se elige como nuevo representante legal a Juan de Dios Hernández Monge, un abogado democrático con una amplia experiencia en la lucha social y sindical, en la defensa de sindicatos democráticos y luchadores sociales; era un abogado adecuado para un sindicato como el SUTIEMS. No sólo es que estuviera titulado -recordemos que el pelele que Pablo Franco dejó como representante legal, después de aceptar su hueso en la JLCyA, ni siquiera estaba titulado como abogado (en la actualidad, como hemos dicho, es el representante legal del Sitraiems)- sino que Juan de Dios fue y ha sido un abogado que tiene muy claro que las decisiones políticas las toma el SUTIEMS; y, sobre todo, es un abogado honesto y combativo en un gremio donde se dice que es más fácil encontrar un plátano derecho que un abogado recto.

Aquí cabe señalar que el compromiso del Juan de Dios fue puesto a prueba por una de las ofensivas antisindicales más importantes de la historia del SUTIEMS de la que abundaremos más adelante, concretamente, cuando, más tarde, la renuncia de la SG María Mónica deje al SUTIEMS con las cuentas congeladas, Monge, por un lapso cinco meses, trabajará sin cobrar un sólo peso de honorarios. Además Juan de Dios ha sido capaz de llevar adelante cerca de 20 procesos jurídicos (sobre todo amparos) con unos bajos honorarios que ningún otro abogado aceptaría, propios de un sindicato cuyos ingresos, de por sí exiguos, son recortados más de la mitad por la negativa ilegal de la dirección del IEMS a hacer los descuentos sindicales a todos los agremiados. Los compañeros que, de manera por demás ligera e injusta, han criticado el ritmo trabajo del abogado deberían aquilatar estos hechos. Por supuesto, nadie está exento de cometer errores -mismos que se han señalado en las instancias sindicales pertinentes-, pero la calidad moral y profesional de Juan de Dios nadie la puede poner en duda.

La lucha contra un porro en Coyoacán que fundará el Sitraiems

Uno de los planteles más dañados y divididos por la lucha fraccional y el grupo charro fue el plantel Coyoacán. El grupo de los “migueles” -por medio de un porro llamado Everardo- estuvo boicoteando de manera sistemática la elección del representante a CE de ese plantel, en no menos de dos ocasiones este individuo, que luego integrará el CE del Sitraiems, había reventado la asamblea de plantel. Los compañeros que veían la necesidad de elegir su representación al CE exponen el caso en el CGR del 13 de marzo del 2015, la Comisión de Honor y Justicia había presentado una propuesta de suspensión a este individuo, misma que es aprobada por el CGR. Cabe señalar que es de las pocas veces que la comisión, durante esta gestión, sanciona a algún afiliado, sanción que estaba más que justificada -en realidad ameritaba la expulsión- pues el porro en cuestión habían reventado una instancia muy importante en la democracia sindical, pero esta CHyJ no se caracterizará por acallar las diferencias por medio de sanciones, de hecho el reclamo de algunos será que no actúe; lo que sucede es que no será una comisión aficionada a sancionar afiliados a la menor provocación, como había sucedido en gestiones pasadas. Finalmente ninguna expulsión será necesaria pues los agentes del gobierno saldrán del SUTIEMS por su propia desición. El CGR del 13 de marzo decide acompañar las elecciones del plantel mediante CGR extraordinario, para garantizar que Coyoacán pudiera llevar a cabo su elección. Los vínculos entre los que serán fundadores del Sitraiems y la SG María Mónica saldrán plenamente a la luz, si Everardo ya no podía reventar la asamblea ahora lo intentará la propia SG, desconociendo al CGR que le mandataba y a la votación del plantel. El propio CGR sacó un comunicado denunciando los hechos:

[…] se acordó realizar el pasado 13 de marzo un CGR extraordinario, con el objetivo de respaldar la elección de representantes en el plantel Coyoacán el día de hoy [20 de marzo], esta asamblea de plantel se desarrolló conforme a estatuto, de forma libre y respetuosa, con quorum establecido y siendo elegidos como representante al CE la compañera Luz Arely Carrillo Olivera, con 21 votos a favor 0 en contra y 2 abstenciones; al CGR la compañera Paula Moreno Núñez, con 21 votos a favor, 0 en contra y 1 abstención; con un quorum válido de 25 compañeros de 43 afiliados. El CGR manifiesta su absoluto respaldo a las decisiones democráticas tomadas por los compañeros afiliados del plantel Coyoacán.

Al terminar la elección de representantes, la Secretaria General se presentó a la asamblea a externar una opinión personal donde se deslinda de la decisión democrática del plantel y de los acuerdos del CGR, después de leer un texto se retiró de inmediato sin dar ninguna oportunidad de establecer un diálogo; dicho posicionamiento personal es grave porque siendo Secretaria General y ejecutora –junto con el resto de compañeros del CE- de las decisiones del CGR y debiendo respetar las determinaciones democráticas de los plantes que debe representar, se deslinda de la voluntad democrática de nuestras instancias sindicales que la mandatan. La Secretaria General pudo verter su opinión en el CGR del día 13 de marzo, cosa que no hizo, pero prefirió desacatar la decisión de la mayoría. Esta arbitrariedad es aún más grave en un contexto donde el gobierno local y federal ha lanzado una ofensiva contra los sindicatos, los derechos laborales y educativos, en el marco de un emplazamiento por violaciones rumbo a la revisión de nuestro CCT. […] hacemos un enérgico llamado a la Secretaria General para que respete el digno cargo que le fue encomendado, la conminamos a acatar y hacer valer los acuerdos de las asambleas y órganos de gobierno a lo que está obligada por los estatutos de nuestra organización sindical. Así mismo, hacemos un llamado a todos los afiliados y asambleas de plantel para que discutan las medidas a tomar para que prive la democracia sindical”.

Si la SG no pudo impedir la elección de Coyoacán al CE, será entonces la JLCyA la que desconozca su personalidad jurídica -mientras, en contraste, había tramita la de la SG en tiempo record- abriendo un proceso que la parte sindical ganará mediante procedimiento de amparo.

Cabe señalar aquí el apoyo que el SUTIEMS brindó a la lucha de los jornaleros de San Quintín y a la dura batalla de los compañeros de Sandak, esta última se trató de un movimiento de cerca de cinco años donde los trabajadores toman las instalaciones de esta fábrica de calzado en Tlaxcala ante el intento de la empresa de despedir a la planta laboral, dos de sus dirigentes son encarcelados pero finalmente los trabajadores llegarán a un acuerdo de liquidación favorable para ellos. El SUTIEMS apoyó de forma solidaria este lucha ejemplar, por medio de brigadas, colectas, pronunciamientos, etc; se forjó una relación muy cercana con la dirección de este movimiento. Ejemplos de solidaridad recíprocos como estos se dieron a través de 10 años de historia del SUTIEMS, fue el caso con los compañeros del SME, la Asamblea General de Trabajadores (AGP), Sitimta, entre muchos otros. Este legado solidario y de fraternidad de clase, es uno de los rasgos más destacables del SUTIEMS.

El SUTIEMS va por la fusión, la llegada de Ulises Lara

El 24 y 25 de abril de ese año se realiza, en las instalaciones de la UACM de la colonia del Valle, el IV Congreso Académico SUTIEMS bajo la temática “¿autonomía del IEMS o integración con la UACM”. El título expresaba muy bien el debate interno en el SUTIEMS-sobre todo en la dirección (CGR y CE)- pero no la verdadera correlación de fuerzas. A pesar de que una masiva consulta, de la que ya hemos hablado, había aprobado de forma contundente la fusión, y a pesar que tanto en asambleas de plantel como el propio CGR la opinión mayoritaria y abrumadora era por la integración con la UACM, el grupo de los “mónicos” o “migueles” había logrado obstaculizar y entorpecer durante semanas que el sindicato pudiera caminar hacia ese objetivo común. En su lugar, se aferraba a la propuesta de autonomía del IEMS que, como hemos visto, no era más que una propuesta conservadora que pretendía evitarle problemas al GDF -es decir al PRD-, además de mantener el control burocrático del sindicato y sus comisiones mixtas por parte de una camarilla, y, por añadidura, oponerse a sacar al SUTIEMS de la órbita del despacho jurídico que nos mantenía maniatados. Sobre todo se trataba de bloquear la conformación de una comunidad laboral, académica y estudiantil mucho más vigorosa y consolidada.

Si referimos este congreso, se debe a que fue relevante porque confirmó una opinión mayoritaria, casi todos los ponentes y participantes -incluidos trabajadores que no pertenecían al sindicato- se pronunciaron por la fusión; además desnudó a los únicos que se oponían a la fusión: la propia SG, quien en una ponencia muy torpe, denunciaba una supuesta injerencia de Morena para “perjudicar” al PRD, lo que mostraba crudamente qué intereses representaba realmente. El bochorno -en presencia del SG del sindicato de la UACM (SUTUACM)- fue tal, que María Mónica fue abucheada y su proceso de desligitación ante las bases se aceleró. Otro logro de dicho foro sindical fue que a partir de él se forma una comisión por la fusión del IEMS con la UACM que jugará un papel destacado en la continuación de los trabajos y gestiones por ese objetivo. Como hemos dicho, a la fecha, el Sitraiems -conformado por los mismos que obstaculizaron el camino a la fusión- agrupa a las pocas personas que mantienen oposición a la integración, los mismos titiriteros promueven los mismos intereses.

En marzo de 2015 Mancera impone a Ulises Lara López en la dirección del IEMS. Ulises Lara fue un activista de la huelga del 86/87 en la UNAM, pero como muchos otros del CEU, utilizó al movimiento para “venderle su alma al diablo” y conseguir puestos partidistas -fue miembro del CEN local del PRD y del Consejo Político Nacional del PRD- o públicos en donde atacó los derechos laborales, tal fue el caso en el INVI del que fue director durante la gestión de Marcelo Ebrard; luego, cuando se le acaba el “hueso”, volvía disfrazarse de “izquierda” -participó en el “# yo soy 132, académico”- para, de nuevo, utilizar al movimiento y sus lazos con el PRD para acceder a la dirección del IEMS y volverse, nuevamente, ferozmente antisindicalista. La historia del movimiento de la izquierda reformista, que caracteriza, especialmente, a un PRD moribundo, está llena de personajes así, vividores de la política y de la “izquierda”, unos cínicos sin principios. Al IEMS llegará para convertirse en un director porril, quizá el peor en la historia del IEMS. Sin embargo, María Mónica, en declaraciones a la prensa, lo declara “ipso facto” con buen perfil y en contra de la decisión mayoritaria del nuevo CE -que se reunió justo al final del primer día del IV Congreso Académico (el 24 de abril)- decide reunirse “por la libre”, con su pequeño grupo, con el nuevo director del IEMS. Ulises lanzó el anzuelo y María Mónica lo mordió de inmediato.

Esta historia continuará…

Ver: primera parte: http://old.laizquierdasocialista.org/node/4068

Segunda parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-segunda-parte/

Tercera parte: http://www.laizquierdasocialista.org/breve-historia-del-sutiems-votar-sitraiems-tercera-parte/

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...