Sobre el paro de la Policía Federal

0 768

 

1.- El Estado es un órgano de represión de una clase sobre otra. Este aparato tiene múltiples formas de mantener el régimen de la clase dominante en la sociedad. Sus leyes, instituciones parlamentarias, escuelas y, por supuestos, las instituciones policiales y militares están estructuradas para mantener el régimen de explotación capitalista.

2.- La Policía Federal fue organizada y utilizada como una policía semi-militar para contener y reprimir las luchas sociales. Así se demostró en la huelga de la UNAM en 1999, la lucha de los campesinos de Atenco contra la imposición del aeropuerto, la lucha de los profesores democráticos organizados en la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), etc. Cuando se le trató de utilizar para la lucha contra el narcotráfico durante el gobierno de Calderón, se demostró cuál endeble era y en lugar de dar la lucha contra los cárteles de la droga, fue corrompida hasta la médula. Sus jefes y mandos estaban al servicio del mejor postor, siendo brazo ejecutor de asesinatos y desapariciones.

3.- Con la instauración de la Guardia Nacional se está echando mano del personal de la Policía Federal, el Ejército y la Marina. Hay un reciclaje de esos elementos, como si el hecho de portar otras siglas (de PF a GN) se pudiese eliminar la corrupción. No debemos olvidar que el fin para lo que son creados estas instancias represivas: para mantener el actual sistema de explotación capitalista.

4.- El personal y los mandos de la Policía Federal se quejan de que han sido violados sus derechos, exigen dormir en hoteles y no en cuarteles, quieren ganar 30 mil pesos al mes, etc. Son derechos democráticos dirán algunos, el punto está que en más de una ocasión ellos han aplastado a organizaciones y movimientos que han luchado por reivindicaciones legítimas pero menores a lo que ellos ahora exigen. Por eso, aunque sus demandas pueden ser justas o no, hay un rechazo del pueblo a su movimiento. No podría ser menos, ellos han sido el brazo ejecutor de la represión en el último periodo.

5.- Hay un tinte claramente político en el movimiento de la policía. Están siendo utilizados por fuerzas de la derecha para golpear al actual gobierno. Probablemente están siendo «asesorados» por políticos de la derecha para utilizarlos como ariete y desgastar al gobierno o por lo menos desprestigiarlo, la petición realizada por un sector de ellos para que el ex presidente Felipe Calderón los represente es una muestra de ello. Ahora están llamando a un paro nacional.

6.- Cualquier movimiento  legítimo de la Policía debería de comenzar por cuestionar a sus jefes, mostrar empatía por las luchas de la clase trabajadora, denunciar la corrupción de los altos mandos, organizarse democráticamente en sindicatos, ganarse la simpatía del pueblo. Nada de esto existe, en todo caso su movimiento, por lo que expresan en su pliego petitorio, es para mantener el nido de corrupción y lo han mezclado con demandas laborales.

7.- Nosotros no estamos a favor de que la Policía Federal se convierta en Guardia Nacional, tampoco estamos de acuerdo con la Guardia Nacional y con la Policía Federal. Creemos que el cambio de siglas o que haya en su dirección una persona más honesta que otra, no quita el carácter represivo de estos órganos de legitimación del sistema capitalista.

8.- En los últimos años hemos visto ejemplos emanados del pueblo de cómo se debería de enfrentar la inseguridad, la delincuencia organizada y el narcotráfico. Las policías comunitarias, los comités de autodefensa controlados por asambleas democráticas de las poblaciones, inmiscuyendo a la población en los problemas y soluciones. Esta es la vía en la que se podría avanzar. Esto no se plantea porque se pone en entredicho el monopolio de la violencia del Estado burgués.

9.- Andrés Mamuel López Obrador ha dicho que no se utilizará el ejército y la Guardia Nacional contra el pueblo pero ahora mismo vemos como se estos organismo están siendo utilizados ya contra nuestros hermanos migrantes Centroamericanos en la frontera sur. Aunque AMLO asegure que no habrá violencia por parte de estas instituciones, estas serán más duraderas que su mandato, ¿quién puede asegurar que el día de mañana, otro gobernante, no utilizará a la Guardia Nacional para violar mujeres, desaparecer estudiantes y asesinar, como ha sido el caso del Ejército, la Marina, la Policía Federal en los gobiernos pasados?

10.- Los trabajadores y los jóvenes debemos estar en alerta ante el paro de la Policía Federal, debemos responder con una acción masiva en las calles ante cualquier intento de que este movimiento pueda ser utilizado por sectores reaccionarios y de la derecha para desestabilizar y usarlos como una herramienta de negociación para fortalecer sus intereses.

11.- La única garantía que tenemos nosotros, el pueblo, los trabajadores, las mujeres, los jóvenes, es tener las armas, saberlas utilizar, estar organizados en asambleas permanentes. El pueblo en armas es la mejor garantía para erradicar la ola de violencia que se ha extendido a nivel nacional.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Comentarios
Loading...