Se celebra en México la 4a Escuela Marxista Panamericana de la CMI

0 368

Más de 90 compañeros de 9 países del continente americano participaron en la 4º Escuela Panamericana Marxista de Cuadros de la Corriente Marxista Internacional que se celebró en México del 28 de noviembre al 1 de diciembre. La reunión, que tuvo lugar en un momento de turbulencia y levantamientos de masas en América Latina, fue un éxito, la mayor escuela Panamericana que nunca hayamos organizado, revelando los avances de la CMI en el continente.

La apertura de la Escuela se hizo con un acto público en el Museo Casa León Trotsky en la Ciudad de México. Gabriela Pérez, la directora del Museo, dio la bienvenida a los participantes y destacó la importancia de la reunión. Estamos muy agradecidos al Museo por haber hospedado la sesión y por la acogida tan calurosa que dieron a la Escuela. Alessandro Giardello, dirigente de Sinistra, Classe, Rivoluzione, la sección italiana de la CMI, habló de la importancia y las lecciones que se deben sacar del centenario de la fundación de la Tercera Internacional Comunista, que era el principal tema de la Escuela.

Después del acto de inauguración, se transportó a los participantes a Hidalgo, dónde se realizaron el resto de las sesiones de la Escuela, en tres días de intensa discusión política y camaradería. Participaron compañeros de Canadá, los EEUU, México (de la Ciudad y el estado de México, Querétaro, Quintana Roo y Puebla), Honduras, El Salvador, Cuba, Venezuela, Colombia, Brasil, Argentina, Chile y invitados de Suécia y Suiza. La escuela discutió un amplio abanico de temas, empezando por una discusión sobre “Populismo y bonapartismo en América Latina” presentada por Ubaldo Oropeza de la Izquierda Socialista de México.

A esta le siguió una discusión sobre “Marxismo vs. políticas de identidad” que introdujo la compañera Sharon Mayren, también de la sección mexicana y organizadora de la Liga de Mujeres Revolucionarias. La discusión resaltó la importancia de los movimientos de masas por los derechos de la mujer, por el matrimonio igualitario, contra la violencia contra la mujer, que han sacado a millones a las calles en un país tras otro. Estos movimientos tienen un enorme potencial revolucionario, y los marxistas tenemos el deber de participar activa y enérgicamente y apoyarlos con todas nuestras fuerzas, pero al mismo tiempo debemos hacerlo sobre la base de una política de clase y combatir todas las ideas pequeño burguesas y burguesas que juegan un papel negativo.

Por la noche tuvimos una sesión muy interesante sobre Cuba, en la que Frank García, marxista cubano y coordinador de la primera conferencia sobre Trotsky en la isla explicó su punto de vista sobre la situación actual y desafíos de la revolución que cumple 60 años. Frank detalló los debates acerca de la reforma constitucional y los peligros que representa una naciente burguesía.

El sábado inició con una discusión sobre la construcción de la Corriente Marxista Internacional en las américas, dónde los compañeros de los diferentes países dieron un informe detallado del trabajo en los diferentes países. Hace veinte años, la CMI apenas tenía una sección en todo el continente, en México. Ahora tenemos secciones establecidas en ocho países (Canadá, EEUU, México, El Salvador, Venezuela, Brasil, Bolivia y Argentina), así como compañeros empezando el trabajo de construir la organización en otros tres países (Honduras, Colombia y Chile), y simpatizantes y contactos en otros.

A esta le siguió una discusión sobre la situación actual en América Latina, introducida por Jorge Martín, que explicó la oleada de levantamientos en el continente, empezando el Puerto Rico, y continuando en Haití, Ecuador, Chile y ahora Colombia. No se trata simplemente de movimientos de protesta, levantando reivindicaciones hacia los gobiernos, sino auténticos levantamientos que ponen en cuestión todo el sistema y plantean la cuestión del poder. La discusión también cubrió el reciente golpe de estado reaccionario contra Evo Morales en Bolivia y los compañeros analizaron como las políticas del MAS en el poder, de hacer concesiones y alianzas con los agro-industriales, los capitalistas y las multinacionales, han fracasado. Por una parte, estas políticas han alienado a la base social del gobierno, y por el otros, la misma oligarquía que Evo Morales había tratado de aplacar con pactos y concesiones, es la que ahora ha llevado a cabo el golpe.

El domingo empezamos con una discusión sobre las tradiciones revolucionarias en los EEUU. John Peterson, de Socialist Revolution – IMT, explicó el auténtico significado revolucionario de la guerra de independencia y la guerra civil, además de explicar el desarrollo del movimiento obrero y la situación actual, dónde hay un interés muy grande por las ideas del socialismo, particularmente entre la juventud.

Serge Goulart, de la Esquerda Marxista de Brasil, introdujo la discusión sobre el frente único y la política colonial de la Internacional Comunista. Explicó como el frente único es una táctica que se remonta a Marx y Engels, cuyo objetivo es el de conseguir la necesaria unidad de la clase obrera para la toma del poder.

La Escuela Panamericana de la CMI envió mensajes de apoyo a los dos camaradas en Canadá que están sufriendo el acoso policial y judicial por su participación en una protesta contra la extrema derecha, a las dos compañeras de Brasil que sufren acoso policial y amenazas de muerte, y también a los 9 comuneros venezolanos del Eje Socialista de Barinas que llevan más de un año presos por su lucha por la revolución agraria.

La Escuela finalizó con los himnos internacionales del proletariado, la Internacional y Bandiera Rossa cantadas a pleno pulmón en diferentes idiomas, y con la confianza de que construiremos las fuerzas de la CMI en todo el continente, para estar a la altura de los desafíos que plantean los movimientos de masas de obreros, campesinos y de la juventud.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...