Reflexiones sobre la 4T y la campaña desestabilizadora de la derecha

0 253

1. La derrota de la 4T no por la superación de ésta a cargo del proletariado y su programa, sino por la derecha, tendrá un costo político muy alto para la clase trabajadora.

2. Si bien es necesario reconocer que la derecha sigue dispersa y débil en organización (el PRI y el PAN por el momento no pueden desempeñar el mismo papel del pasado), también es preciso señalar que ésta ha vivido coyunturas que ha sabido rentabilizar adecuadamente para gradualmente ir galvanizando a sus fuerzas, siendo la inseguridad su principal palanca para ello: Las masacres en Veracruz, el caso de Culiacán y la liberación forzada del hijo del Chapo,  la familia LeBarón, etcétera.

3. Una serie de hechos a destacar derivado de esto último son:
a) Dicho contexto favoreció un ambiente que permitió que se manifestarán públicamente los sectores de la oficialidad hostiles a la 4T, demostrando las grietas que existen al interior de la elite del ejército, mismas que no pueden ser soslayadas pues las contradicciones de la 4T  y el papel de socavamiento de ésta por la derecha, pueden hacer que dichas grietas se profundicen en un sentido reaccionario.
b) El repunte extraordinario de la inseguridad en los últimos meses acompañado de acciones de alto impacto mediático (Culiacán, LeBarón, etcétera)  también es obra de las acciones orquestadas desde la derecha, es decir se trata abiertos actos de sabotaje contra la 4T.
c) El narco se encumbró al amparo de los gobiernos del PRI y del PAN, por consecuencia su deuda con la derecha y la necesidad  de esta en el poder, es mucha; de ahí que la posibilidad de que los carteles de la droga se trasformen en el brazo armado de la contrarrevolución es fuerte. La enorme factibilidad de dicha hipótesis ha quedado de manifiesto por los acontecimientos de Culiacán a cargo del cartel de Sinaloa.
d) El imperialismo yanqui (la mano que movió la cuna para la provocación de Culiacán) está jugando su papel, primero, porque ante un eventual nuevo colapso de la economía gringa, un gobierno aunque sea tibiamente de izquierda compartiendo frontera y con un fuerte apoyo popular, puede trasformares en un obstáculo para los planes de recuperación de Trump en los cuales México sería una pieza estratégica, y segundo, porque un escenario de guerra en nuestro país estimularía una significativamente mayor demanda de armamento de parte de los carteles de la droga, e incluso forzaría AMLO a tener que incrementar el gasto público en dicho rubro, viéndose con ello beneficiada la industria armamentista de los EEUU.

4.  El hecho es que la derecha, a pesar de su debilidad, ha logrado por momentos hacer que se cimbre la 4T, ello debido a la semiparálisis impuesta al movimiento de masas tanto por AMLO como por Morena, ello en aras de tratar de conciliar irreconciliables intereses de clase y suplantar el papel de las masas en las calles por medido de la legalidad burguesa (el parlamentarismo y la judialiazación)  y la facultades del Estado a su cargo. Por consecuencia la 4T se ha visto forzada a impulsar su proyecto político empleando las propias reglas del juego creada por sus adversarios. Para nada los actos abiertamente de protesta y de exigencia de las masas pueden ser sustituidos por las concentraciones festivas convocados por AMLO, por ejemplo la del 1 de septiembre cuando dio su primer informe de gobierno o por los actos de cada fin de semana en diferentes poblados y comunidades para echar a andar algún programa social.

5. Así, al tener frente a sí un movimiento de masas semiparalizado, y al no sentir en carne propia la acción  de la clase trabajadora en las calles haciéndole saber hasta donde podrían llegar las consecuencias por sus acciones de sabotaje contra la 4T, la derecha se envalentona y lanza sus ataques, mismos que no sólo tiene un efecto corrosivo sobre el gobierno de AMLO, sino que además le da cada vez más confianza a las huestes de la reacción para organizarse para las futuras batallas.

6. Por consecuencia, mientras la derecha se gradualmente se reagrupa y organizada, por otra lado la táctica de AMLO dispersa y desorganiza a las masas desposeídas; de continuar dicha tendencia, y considerando que apenas hemos recorrido la primera sexta parte del gobierno de Morena, a medianos plazo podrimos tener a una derecha reorganizada y fortalecida contrastando ello con un movimiento de masas disperso y desorganizado.

7. Llegado ese punto no sólo se pondrá en peligro a la 4T misma, sino además las pocas conquistas restantes de la clase trabajadora, además de sus derechos democráticos pues no es descartable que la reacción se para lograr sus objetivos políticos se vea obligada a empelar métodos de terror y sangre apoyados por algunos sectores de la oficialidad del ejercito e incluso por bandas paramilitares formadas por los carteles de la droga. 

8. Por todo ello es necesario pasar a la acción convocando a la creación de un Frente Nacional en Defensa de una 4T a favor de la clase proletaria, que defienda una política obrera, al mismo tiempo que agite por la conformación de comités locales en cada colonia, poblado, fábrica y escuela, que puedan establecer una coordinación regional y nacional, que convoquen a movilizaciones, y que incluso planteen la autodefensa como la mejor forma de frenar al narco y todo intento de la reacción para actuar de forma violenta contra los trabajadores de la ciudad y del campo.

9. El llamado es a crear un primer comité promotor de dicho frente que tome diferentes medias para extender esa idea a nivel nacional y que pueda desarrollar accione para atraer y organizar a todos aquellos que coincidían con esa idea en la CDMX y el área conurbada. El objetivo es poder discutir el planteamiento desarrollado en todo éste escrito y definir las primeras acciones a éste respecto.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...