Hidalgo: la marcha de la vergüenza

0 172

 

Por: Leonardo Gómez

El pasado miércoles  8 de Mayo se realizó en la ciudad de Pachuca una marcha para pedir el apoyo del presidente Andrés Manuel López Obrador, aprovechando su visita a Hidalgo para inaugurar el Centro de Vigilancia C5, con respecto al desbloqueo de las 164 cuentas de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH), bloqueo que fue aplicado por la Unidad de Inteligencia Financiera (UIF), ya que se ha detectado que varias de esas cuentas podrían haber sido utilizadas para lavado de dinero por parte de Gerardo Sosa Castelán y demás bribones suyos, cosa que está por demás decir que no nos extrañaría para nada, que resultase verdad.

Esta marcha fue convocada por Grupo Universidad y la dirección charra del Sindicato de Personal Académico de la UAEH (SPAUAEH), y como es tradición de las marchas “oficiales” de esta casa de estudios, hubo cambios drásticos de último momento. La marcha, que fue convocada a las 6:00 a.m. y que se tenía planeado que durará 4 horas y donde se recorrerían aproximadamente 14 kilómetros,  desde la Preparatoria Número 1, ubicada en Pachuca, hasta donde se encuentra el C5, en la carretera México-Pachuca a la altura del pueblo de Acayuca, sin embargo, cambio completamente su ruta, y fue desde la Preparatoria Número 1, hasta el centro de la ciudad (aproximadamente 1.5 Km.), dicho cambio se avisó apenas unas horas antes del inicio de la marcha. Otro dato que cabe resaltar, es que Grupo Universidad aseguró que no se forzaría a los alumnos a unirse a este contingente, pero a raíz de algunas publicaciones en redes sociales de estudiantes molestos porque sus profesores los amenazaron para asistir, esta afirmación se puso en duda.

Desde hacía ya una o dos semanas antes de la marcha, la UIF había desbloqueado las cuentas que son destinadas para pago de becas y de salario de los docentes y demás trabajadores de la Universidad, cosa de la cual, los altos mandos de la UAEH no dieron mucha información y convocaron a la marcha alegando que ya se les había acabado el presupuesto para cubrir el salario de sus trabajadores y pagar otros servicios que la Universidad requiere. Esto fue, sin duda, para que más maestros y alumnos cayeran en la trampa y hacerles creer que de verdad ya se habían quedado sin recursos, cosa que por lo antes mencionado, es completamente falso. Inclusive el día martes 7 de Mayo, la Universidad en su página oficial lanzó un comunicado el cual decía que a partir del día viernes 10 de Mayo se suspendería hasta nuevo aviso el servicio de transporte universitario gratuito “Garzabus” derivado del bloqueo, cosa que no paso, a raíz del desbloqueo de otras 6 cuentas poco tiempo después.

Este patronato, el que convocó a marchar a los alumnos diciendo que sería en defensa de su Universidad, fue el mismo patronato que decía que las marchas no servían para nada, cuando compañeros de distintos institutos de la UAEH hicieron una marcha en solidaridad con los compañeros desaparecidos de Ayotzinapa, cuando esta tragedia los golpeó, fueron las autoridades de la UAEH quienes incluso, prohibieron la asistencia a dicha marcha y se atrevieron a encerrar a los compañeros estudiantes de las preparatorias que querían unirse al contingente. Al parecer para Grupo Universidad las marchas sirven solo cuando son en beneficio de sus intereses y de sus riquezas.

Es bien sabido por muchos hidalguenses que Sosa Castelán y sus lacayos del patronato, tienen secuestrada a nuestra Alma Máter, a la cual usan para pasar por legítimos todos sus robos, amaños y negocios sucios que hacen, negocios que han contribuido a que Hidalgo este sumido en la pobreza y marginación. Mediante sus influencias y sus títeres se encargan de movilizar a placer a estudiantes y maestros, lo cual es un punto clave para que este grupo de mafiosos aún no estén tras las rejas, además de que han logrado casi por completo el control de Morena en el Estado.

Sin embargo, todo este poderío podría llegar a su fin, pues la UFI de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ha puesto un ultimátum a los representantes de la Universidad, quienes de no poder demostrar el origen lícito de 151 millones de dólares que fueron transferidos a sus cuentas a través de depósitos y transferencias internacionales procedentes de España, Suiza, Reino Unido entre otros 19 países más, para su audiencia del jueves 16 de mayo, se presentará una denuncia penal.

Si esta denuncia penal procede, estaremos hablando de que una de las más grandes mafias del estado de Hidalgo, estaría perdiendo terreno en la Universidad, lo cual representa una gran oportunidad para los trabajadores, profesores y estudiantes de organizarnos y poder participar activamente en la transformación colectiva y democrática de la UAEH. Es, nuestro deber como trabajadores y estudiantes de la UAEH unirnos para, primero que nada, expulsar toda la basura burocrática y corrupta que ha secuestrado a la Universidad y así lograr una educación de calidad, sin que nos usen como carne de cañón cuando ellos quieran, recordemos que la unidad estudiantil ya ha logrado grandes cosas, ahora es el momento para organizarnos y derrotar a aquellos que han sumido al estado y al país en la miseria.

¡Obreros y estudiantes unidos venceremos!

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...