Hay que enjuiciar a los presidentes, firmar y fortalecer la organización popular

459

Corrupción, privatizaciones, medidas entreguistas al gran capital, saqueo y explotación, arrebato de tierras y viviendas, cierre de fábricas, fraudes electorales, represión sistemática, represión masiva, desapariciones forzadas, ejecuciones extrajudiciales, crímenes e impunidad, Digna Ochoa, ABC, Acteal, Atenco, Pasta de Conchos, El Charco, Sicartsa, Aguas Blancas, Ayotzinapa, Tlatlaya y una lista enorme de agravios contra el pueblo de México dan razones de sobra para enjuiciar a Carlos Salinas, Ernesto Zedillo, Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto. El pueblo está dispuesto a tomar medidas para ver en la cárcel a estos verdaderos criminales que son identificados y con razón, como los responsables de la extrema pobreza y violencia en la que se encuentra hoy nuestro país.

Ver tras las rejas a cualquiera de estos personajes sería un pequeño paso de justicia para el pueblo de México. La legalidad burguesa se ha construido para proteger a los grandes poseedores y sus elementos serviles en el aparato estatal.

Son muchas las trabas que existen para enjuiciar a un ex mandatario, quienes han gozado del fuero y la complicidad del aparato Estatal. Con el nuevo gobierno, pese a todas sus contradicciones, se abren posibilidades para que puedan ser procesados los ex presidentes. El senado aprobó quitarles el fuero y tras eso, una posibilidad es que el actual presidente inicie un proceso jurídico pero AMLO ha dicho que solo lo hará si el pueblo se lo pide a través de una consulta.

Se hizo una reforma política para la convocatoria de consultas que pueden ser convocadas por el presidente (que en este caso AMLO ha dicho que no lo hará) la segunda es que en la cámara de senadores 2/3 partes aprueben su convocatoria, algo que no es del todo seguro a realizar aunque parlamentarios de izquierda están impulsando esta medida y piensan exhibir a todo diputado que no apoye la iniciativa. La tercera opción es que la ciudadanía junte el 2% de firmas solicitando una consulta para dicho juicio, eso significa reunir alrededor 1 millón 800 mil firmas válidas.

Sobre esta última opción son varios personajes los que la impulsan, Omar García es sobreviviente de la trágica noche de Iguala de septiembre de 2014, donde fueron asesinados estudiantes normalistas y 43 desaparecidos, él, junto a Adriana Bahena metieron una carta de intención en la cámara de senadores para iniciar el proceso de junta de firmas para llamar a una consulta para que enjuicie a los ex presidentes. Además, otros personajes están impulsando dicha consulta incluyendo al diputado Gerardo Fernández Noroña, la senadora Citlalli Hernández, la periodista Alina Duarte y el actor Damián Alcázar, entre otros más.

 El objetivo es juntar 2 millones de firmas, sabiendo que el INE puede actuar con dolo y anular muchas de las que se entreguen. Éstas firmas deben ser entregadas el 15 de septiembre por lo que se pide juntar las firmas al día 13 para que de tiempo de compilarlas y entregarlas.

El Estado mexicano se construyó para proteger a los grandes capitalistas y a los grandes políticos corruptos. Con AMLO éste estado ha tenido pequeñas reformas pero sigue prácticamente intacto. Seguimos peleando en la trinchera que construyó el enemigo, sabemos que aun juntando las firmas el poder judicial, el INE y otras estructuras estatales boicotearan el que realmente se haga justicia y se meta a las cárceles a los rateros y asesinos que presidieron al país. Por eso pensamos que firmar no basta, necesitamos fortalecer nuestra organización y estar alerta para movilizarnos y hacer cumplir el clamor popular de enjuiciar a los expresidentes. En última instancia es la lucha de los trabajadores lo que hará justicia y nuestra aspiración no debe ser solamente encarcelar a los ex presidentes sino también transformar nuestra sociedad profundamente para que realmente se acabe la corrupción y se aplique un programa a favor de los trabajadores, lo que implica atacar los privilegios del pequeño sector de la sociedad llamada burguesía.

Engels dijo en alguna ocasión:

“Se dice que toda acción política implica el reconocimiento del estado de cosas existente. Pero cuando este estado de cosas nos da medios para luchar contra él, recurrir a ellos no significa reconocer el estado de cosas existente”. 

El nivel de podredumbre esta tan arraigado en toda la estructura estatal que se requiere no una reforma sino una transformación profunda de este Estado para construir uno que proteja a los trabajadores, a los más humildes. Eso implica construir un estado que este bajo nuestro cargo, bajo el control del pueblo trabajador. Los familiares de víctimas de desapariciones, de feminicidios y demás suelen ser más efectivos que las actuales instituciones de impartición de justicia; las comunidades que democráticamente organizan sus policías comunitarias bajo control de la población disminuyen la criminalidad e imparten justicia de mejor manera que las actuales instituciones Estatales. Necesitamos un Estado de los trabajadores.

El mundo ha entrado en una crisis sin precedentes, México no es ajeno, ya estamos en la crisis económica más profunda de nuestra historia y se necesita mucho más que dar apoyos sociales a un sector de la población. Para contrarrestar la herencia de violencia y pobreza se necesita dar un giro radical. Si la economía es absorbida por el Estado bajo control democrático de los trabajadores se podría planificar para ponerla a funcionar para dar empleos y cubrir las necesidades de la población. Conseguir esto significa construir un fuerte polo desde abajo que plantee un claro programa de clase y socialista.

Esta consulta se realiza en medio de movilizaciones de la ultraderecha, de boicots constantes de la derecha en el aparato estatal, en los medios de comunicación y demás, el confinamiento no ha permitido mostrar la fuerza del pueblo organizado contra estos sectores reaccionarios y la consulta también debe ser una demostración de fuerza contra quienes quieren regresar la rueda de la historia.

Veámoslo por donde lo veamos lo que necesitamos es más que una firma, ante todo esta consulta debe ayudar a reorganizarnos, a hacer una demostración de fuerzas y a fortalecer la organización del pueblo. Firmar no basta, necesitamos organizarnos y prepararnos para las futuras batallas. Meter a los expresidentes a la cárcel sólo debe ser un primer paso para limpiar a la sociedad de toda la basura y ponerla a nuestro servicio.

En las mesas debemos explicar la necesidad de organizarnos, llamar a participar en seminarios y círculos de formación política, conformar comités que nos ayuden a organizar la lucha en cada barrio, universidad y centro de trabajo. Te invitamos a que te sumes a lo que La Izquierda Socialista está realizando, vista: facebook.com/marxismomx

Asimismo, hacemos un llamado a sumarnos a la campaña de firmas, a juntarlas entre nuestra familia, vecinos y amigos; a poner mesas de consulta en lugares públicos con todas las medidas sanitarias necesarias; a apoyarnos en esta consulta para fortalecer nuestra organización.

Puedes descargar el formato de la consulta en este link:

Sigue las siguientes instrucciones en el llenado:

Estos formatos hay que llevarlos a los siguientes puntos de entrega:

https://www.juicioexpresidentes.mx/puntos-de-entrega

¡Cárcel para los expresidentes!

¡A fortalecer la organización del pueblo trabajador!

¡Súmate a La Izquierda Socialista y luchemos un cambio radical en la sociedad!

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...