El Outsourcing y la precarización laboral

388

En México la situación laboral de millones de trabajadores y trabajadoras es pésima, los salarios son extremadamente bajos, aun con el aumento del 20% al salario mínimo, sigue siendo insuficiente, pues si consideramos que no había habido un incremento serio en las administraciones pasadas, éste aumento es un avance, sin embargo, no es lo suficiente para afrontar los gastos regulares en la mayoría de los hogares.

Otro aspecto sobre la situación laboral es la sindicalización y el empleo informal, para empezar, hay que mencionar que la tasa de sindicalización en lugar de aumentar, se reduce, según cifras del INEGI (Tasa de sindicalización. Derechos sindicales. Recepción del derecho), la tasa de sindicalización en 2010 fue de 14.53, es decir, que de los 30 millones 122 mil 689, solo 4 millones 375 mil 824 estuvieron sindicalizados, contrastando esos datos con los de 2018, el mismo estudio del INEGI, menciona que la tasa de sindicalización bajo a un 12.04, aun con un aumento de casi seis millones y medio de trabajadores subordinados con remuneración (36 millones 423 mil 725), la cifra de sindicalizados es ridícula, 4 millones 386 mil 891, es decir, que tan solo ha habido un incremento pírrico de 11,067 trabajadores que se han sindicalizado en ocho años.

Por otra parte, la cifra de trabajadores informales sigue incrementándose, según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo que el INEGI realizó durante el último trimestre del 2018 (ENOE), 14 millones 859 mil 075 personas, conformaron específicamente la ocupación en el sector informal, cifra que significó un alza de 4.3 % anual, y el que 3 de cada 10 personas que laboran en México, lo hacen bajo este esquema.

Podríamos buscar mil excusas para justificar la problemática laboral en el país, muchas de las cuales pueden ser más o menos certeras, sin embargo, no podemos obviar que existe una relación con la forma de contratación, y una en particular que en nuestro país se ha consolidado, es decir, el outsourcing, pues es la forma de contratación más vil, pues los patrones buscan empresas que contraten al personal y de forma indirecta los envié a trabajar a su empresa, actuando en la mayoría de las veces de forma ilegal, según la Secretaria del Trabajo y Previsión Social (STPS) en 2019 se detectaron unas mil 200 empresas con posibles esquemas de subcontratación ilegales, las cuales concentran 862 mil 489 trabajadores que se ven afectados en sus derechos laborales.

En el mismo estudio se indicó que se estima que en total hay cerca de seis mil empresas de subcontratación que evaden, aproximadamente, 21 mil millones de pesos al año; y que hay alrededor de cinco millones de trabajadores contratados bajo este tipo de esquema.

Pero más allá de los problemas sobre la sindicalización o del empleo informal, que son temas muy importantes pues millones de trabajadores están indefensos ante la voracidad de la burguesía, el outsourcing es una problemática que atenta contra la dignidad del trabajador. Puesto que al no estar contratado directamente por la empresa el trabajador no tiene ningún tipo de derecho en ella, los contratos son por 3 o 6 meses, según son periodos de prueba para dar contratos por máximo un año, además de que es extremadamente fácil despedir a una persona sin que la empresa en la que trabaja se haga responsable de absolutamente nada, dejando al trabajador sin seguridad social, sin ningún tipo de prestación o liquidación por la vía de los hechos es dejar al trabajador a su suerte.

Durante los últimos meses se ha venido hablando del tema, pues tanto en la Cámara de Diputados como en la de Senadores se ha abierto la discusión sobre la regulación, prohibición y castigo a quienes contraten bajo el outsourcing, sin embargo, la discusión no ha girado en torno de darle a los trabajadores sus derechos, más bien se ha detenido la aplicación de la reforma, que ya se había aprobado en comisiones, porque parece que son más importantes los intereses de la burguesía, ha sido el senador Ricardo Monreal el más preocupado por reunirse con empresarios y escuchar sus inquietudes, que dar el visto bueno para que millones de trabajadores se vean beneficiados al cambiar el régimen de contratación.

Dice el dicho que para muestra basta un botón, durante los últimos días, mientras escribía esto, se ha mostrado de forma concreta el horror de estar contratado por un tercero, en la cámara de diputados se ha decidido dar la base a los trabajadores de limpieza, 462 trabajadores han pasado de estar contratados bajo el outsourcing a ser parte de la plantilla laboral de la cámara de Diputados. ¿Cuál es la diferencia? Ellos ganaban cuatro mil 200 pesos mensuales y sin ningún tipo de prestación, pero a partir de este mes su salario será de más de nueve mil 500 pesos; además tendrán ayuda de transporte y vales de despensa, pago de aguinaldo, vacaciones, así como seguro de vida. Algo que muchos trabajadores habían esperado durante mucho tiempo.

Se ha dado un primer paso, pero aún no es suficiente, los trabajadores debemos de exigir el fin de la subcontratación, asimismo se debe de exigir la jornada de 8 horas, como también el pago de horas extras, y por supuesto que debemos de exigir que se dé la base a cualquier trabajador a los 15 días de entrar a laborar. Debemos de ir preparando el terreno y salir a luchar por los derechos de todos los trabajadores.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Comentarios
Loading...