A quién favorecen los actos de provocación en el SME

0 5.023

La oposición crece y las mentiras de la dirección burocrática que encabeza actualmente el SME son cada vez más evidentes para propios y extraños. En este contexto los actos de provocación -sean montados, un producto genuino de rabia y frustración, o una combinación de ambos- sólo favorecen a la dirigencia burocrática y a la trasnacional Mota Engil que requiere de la permanencia de sus “amigos” en el sindicato.

El 27 de septiembre se conmemoró el 59 aniversario de la nacionalización de la industria eléctrica. Para conmemorar esta fecha los compañeros del grupo opositor “Para todos todo” -que se enfrentan a la dirigencia burocrática y empresarial que actualmente dirige el SME, encabezada por Martín Esparza- se dieron cita en el Hemiciclo a Juárez. Cerca de mil compañeros acudieron a la convocatoria levantando la bandera de la renacionalización de la industria eléctrica, la salida de la actual dirigencia y la democratización del sindicato. Se trató de una manifestación pacífica. Mientras tanto la dirigencia del SME convocó a una manifestación para exigir el cumplimiento por el actual gobierno de los acuerdos pactados con Pepa Nieto, es decir, para exigir la privatización del sector eléctrico.

Curiosamente, un día antes de esta exitosa movilización opositora, la dirigencia sacó un comunicado donde pidió a los afiliados al SME defender la sede sindical ubicada en la Av. Insurgentes, pues afirmaba que la oposición encabezada por Mario Benítez y Alfredo Arenas pretendían tomar las instalaciones. Ipso facto, hubo un enfrentamiento a pedradas el mismo 27 de septiembre entre un grupo de supuestos opositores y personas al interior de las instalaciones sindicales. El incidente ha sido utilizado por la dirigencia del SME para aglutinar sus fuerzas, proyectarse al exterior y ganar simpatía frente a las organizaciones de izquierda, se publicó un comunicado firmado por las organizaciones adherentes a la Nueva Central. Independientemente de que la dirección del SME, sin muchos escrúpulos, suele utilizar el membrete de la Nueva Central para firmar masivamente sus comunicados sin que exista, necesariamente, acuerdo de las organizaciones firmantes, de manera vergonzosa algunas organizaciones autodenominadas trotskistas se apresuraron a sacar comunicados en defensa de la burocracia. No por casualidad -pues el sectarismo es el siamés del oportunismo- se trata de las mismas sectas que denuncian histéricamente al gobierno de AMLO -un día sí y el otro también- mientras en los hechos defienden al empresario trasnacional Esparza y sus intereses privados en el sector eléctrico, a una mafia que está, más allá, de su retórica sectaria, a la derecha del gobierno. Evidentemente, por otra parte, existen organizaciones legítimas y honestas cuya buena voluntad y espíritu solidario es utilizado de forma deshonesta por la dirigencia charra.

Lo cierto es que la disidencia en las bases del SME tiende aglutinarse en un grupo opositor “Para todos todo” que ha estado creciendo de forma ininterrumpida y cuyas convocatorias son atendidas por cientos de trabajadores despedidos de Luz y Fuerza. Incluso con una votación fraudulenta –donde la planilla opositora fue acosada e incluso a muchos jubilados se les impidió votar, llovieron los “cañonazos” de 5 mil pesos y fueron excluidos del conteo-, el mismo aparato burocrático tuvo que reconocer no menos de 5 mil votos para la planilla encabezada por Alfredo Arenas.

Pero la batalla de fondo es entre una dirección empresarial que promueve la privatización de la industria eléctrica a través de contratos privados -pactados con el gobierno de Peña Nieto a cambio del pasivo laboral- de generación y venta de energía que favorecerían a Generadora Fénix, la empresa Subase y la portuguesa Mota Engil, y por otro lado, quienes luchan por reencauzar al SME en la ruta del sindicalismo independiente, democrático y de clase, en la batalla por la renacionalización de la industria eléctrica. En el SME ha sido clausurada la vida sindical democrática y cualquiera que se atreva a denunciar los negocios privados de la mafia sindical es segregado, insultado e incluso golpeado. Bien documentada está la corrupción en el SME. Reproducimos acá una pequeña lista con todos los documentos probatorios, lista elaborada por los propios compañeros opositores:

“1. Todos los del Comité, familiares y allegados, obtuvieron liquidaciones millonarias.

De 2 a 7 millones de pesos.

El archivo anexo es de 257 hojas, pero con que revisen la primera basta.

Chequen los apellidos Esparza Flores, Montes de Oca y Bobadilla Zarza, entre otros.

Además, observen el renglón 31.

Esa persona, con apenas 2 años de antigüedad laboral, obtuvo una liquidación de 3 millones y cuarto.

Se trata de la «colaboradora» de Montes de Oca.

En contraste, la antigüedad promedio es de 14 años y la liquidación promedio es de 300 mil pesos.

 

2. A casi mil compañeros, con más de 23 años de antigüedad, se les presionó para que se liquidaran, pues «obtendrían una jubilación conforme al Contrato Colectivo de Trabajo e inmediatamente después entrarían todos los demás a trabajar», afirmaron Esparza y Montes de Oca.

Ambas cosas fueron falsas.

No se les jubiló conforme al C.C.T. (Aguinaldo, seguridad social, compensación por antigüedad, etc.). Tampoco se dio el trabajo.

Todo quedó en una Renta Vitalicia, fondeada con recursos de los propios trabajadores, promedio de 14 mil pesos mensuales.

Pero hubo 14 casos de privilegio.

En 2014 a ellos se les dio, inmerecidamente, 44 mil pesos mensuales. A valor presente, esto ya es superior a los 55 mil pesos mensuales. Mientras otros, por injusto contraste, reciben al mes 8 mil pesos.

El archivo anexo es de 31 hojas. Revisen la última. Ubiquen los apellidos Esparza Flores. Los demás son los golpeadores, choferes y parientes del Comité.

 

3. En la empresa de capital portugués Mota-Engil, en sociedad con Esparza, solo contrataron a 541 trabajadores.

Todos los del Comité y sus parientes, están en la nómina y son aviadores, pues sin trabajar perciben los más altos salarios.

Los datos son de 2015. A valor presente, sus sueldos son superiores a los 2 mil pesos diarios.

El archivo es de 15 hojas. Consultar los renglones con fondo verde.

 

4. Acta Constitutiva de la empresa Fénix. Archivo con 12 hojas. Ampliar manualmente la hoja 2, pues la letra es muy pequeña. Parte baja. Aparece Martín Esparza como miembro del Consejo de Administración con cargo de vocal;o sea, vocero de la transnacional.

5. Nómina Cooperativa. Transferencia quincenal Banorte.

Ampliar manualmente la foto (aparece adjunta en esta publicación). Ubicar a Humberto Montes de Oca.

Sin trabajar, también percibe más de 50 mil pesos mensuales como «cooperativista».

 

26 apellidos, más sus allegados, se enriquecieron con la lucha de miles de electricistas”.

La oposición crece y las mentiras de la burocracia empresarial que encabeza actualmente el SME son cada vez más evidentes para propios y extraños. En este contexto los actos de provocación -sean montados, un producto genuino de rabia y frustración, o una combinación de ambas cosas- sólo favorecen a la dirigencia y a la trasnacional Mota Engil que requiere de la permanencia de sus agentes en el sindicato.

 

 

La ruta para la recuperación del SME sólo puede surgir con la organización desde abajo, con la discusión democrática y fraterna sobre el programa necesario para reencaminar al SME, con la movilización organizada y paciente. Este es el camino que -con sus contradicciones y debates- están intentando los compañeros agrupados en “Para todos todo”. La violencia y reacción histérica de la dirigencia del SME expresa debilidad, las provocaciones les ayudan a aglutinar sus fuerzas y criminalizar a los opositores. La oposición democrática debe responder con un programa claro, con ideas y con organización. La historia pondrá a cada quien en su lugar.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...