Rumbo al 8 de Marzo: nos queremos vivas y luchando contra el capitalismo

0 1.406

Escrito por: La Izquierda Socialista

En pleno siglo XXI el ser humano puede presumir de muchos avances tecnológicos y científicos que le han permitido construir un entorno muy distinto al que la naturaleza ofrece, los niveles de producción y el avance de la productividad es el más grande de toda la historia de la especie humana, sin embargo millones de personas no tiene lo indispensable para sobrevivir, millares mueren de hambre, son explotados y vejados en todas formas. Las enfermedades y los vicios de toda índole se propagan simplemente porque representa un negocio para el capitalismo permitir que existan.

En este contexto nunca hemos estado más lejos de la igualdad, la solidaridad y la fraternidad.  Una parte de la especie humana sufre de manera particularmente humana el absurdo “desarrollo” de la sociedad de clases y este es el de las mujeres, especialmente las mujeres trabajadoras.

Es cierto que las mujeres de las distintas clases sufrimos diversas formas de opresión, pero los contextos no pueden ser equiparables, las mujeres trabajadoras sufren el triple peso de la sociedad capitalista: ser explotada en el trabajo, ser explotada en el seno familiar y ser sujeto de violencia y menosprecio por el simple hecho de ser mujer.

Claro, algunas luchan por que la mitad de los diputados puedan ser mujeres, que haya muchas funcionarias en cargos directivos de las empresas o que algunas conduzcan programas de televisión, pero todo eso no disminuye la situación terrible de las mujeres trabajadoras ni atenúa las prácticas aberrantes que se comenten día tras día.

Feminicidios: “En sus informes al Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) señalaron tener conocimiento de 10 mil 203 homicidios de mujeres en todo el país, mientras que en la información entregada para la investigación, sólo reconocieron 8 mil 555 asesinatos en el mismo periodo”.

10 mil asesinatos de mujeres en los últimos años, todos ellos debido a que a alguien le parece que a la mujer se le puede matar, y por supuesto si es una mujer trabajadora, que no tiene como transportarse, que no puede elegir donde y cuando ir del trabajo a la casa, que no tiene opciones para atender a los hijos, la situación las hace victimas sencillas para esos, depredadores, engendros de la sociedad de clases, que solo esperan la circunstancias propicia para agredir.

Pero la situación aún para las mujeres trabajadoras sin el tema del feminicidio, -que es de importancia central porque representa el desprecio del capitalismo hacia la vida misma de la mujer-, es desolador:

En México sólo el 38% de las mujeres en edad de laborar participan de algún empleo formal o informal remunerado 20 millones de un total de 54 millones.

Esto no significa que no hagan nada, un alto porcentaje aporta un trabajo intenso para la reproducción familiar, es decir es base para la reproducción de la mano de obra trabajadora tanto masculina como femenina.

Ahora si miramos el panorama de las mujeres en el sector laboral tenemos que en México el salario promedio del 45% de las mujeres no rebasa los dos salarios mínimos al mes, que representa un promedio de 4 mil 802 pesos, mientras que el sueldo promedio de los hombres es de seis mil 204 pesos mensuales, informó el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI)

Las mujeres trabajadoras somos el sector más oprimido y también el más vulnerable de la sociedad, pero hay una solución: la organización y la lucha.

Solas, aisladas, las mujeres como los trabajadores en general son carne de explotación, organizadas, integradas en sindicatos y en organizaciones de masas se puede promover la defensa de todos sus derechos y se puede sumar tanto a mujeres como a hombres a colaborar en las tareas de la emancipación social, empezando por la de la mujer trabajadora.

Al mismo tiempo la lucha organizada contra el principal mal de esta sociedad, el capitalismo, puede abrir el espacio para ir eliminando los efectos embrutecedores de miles de años de sociedad de clases.

Te invitamos a sumarte con nosotros, a luchar al mismo tiempo y todos juntos contra todo tipo de opresión.

Si tu deseo es luchar por los derechos de la mujer trabajadora, tenemos un lugar para ti, hacemos nuestras todas las demandas de las trabajadoras por acabar con la violencia y la explotación en el trabajo, en la familia y en la sociedad en su conjunto.

La lucha no esperará a que una sociedad nueva surja, será más bien la lucha aquí y ahora contra la opresión de la mujer, así como otras formas de opresión, que acumularemos la fuerza para avanzar en la trasformación social.

Actividades:

Feminicidios, la barbarie capialista.

En la Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa. 28 de Febrero, 2:00 pm. Salón C-102

El costo de ser mujer en México

7 de Marzo, 11:30 am y 5:30 pm. Escuela Superior de Economía del IPN, salón 5, edificio “B”.

Rumbo a la Jornada de lucha del 8 de Marzo, actividades en Zacatenco del IPN

Tendedero de denuncia. Jueves 1 de Marzo 1 pm, entre edificio 6 y 7 de la Escuela Superior de Ingeniería Química e Industrias Extractivas.

Charla: Alto a la violencia hacia la mujer y al acoso universitario.Miércoles 7 de Marzo, cubículo del Comité de Lucha Estudiantil del Politécnico, edificio 4, segundo piso, Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica – Unidad Zacatenco.

Nos queremos vivas, en las calles y luchando contra el capitalismo

8 de Marzo. Marcha del Ángel a la Independencia al Zócalo. Marcha con las mujeres socialistas, cita 3:00 de la tarde frente a la embajada gringa.

10 de Marzo. Charla – Debate ¿cómo combatir la opresión hacia la mujer?, marxismo o feminismo. 11:00 am, Sección 9 CNTE, Belisario Domínguez 32, Colonia Centro (cerca de metro Allende).

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...