Quintana Roo: Crónica de la jornada electoral en Playa del Carmen

Escrito por: Nicte Tep Can

El 1° de julio se llevaba a cabo la jornada electoral en todo el país para elegir presidente federal y en el municipio de Solidaridad en Quintana Roo también se eligieron senadores, diputados federales y alcalde para el ayuntamiento. En las diferentes colonias populares de Playa del Carmen y Puerto Aventuras, las personas salieron desde temprana hora para ejercer su derecho al voto, como resultado de esta jornada se obtuvo una abundante participación ciudadana del 58.97% de la lista nominal, muy por encima de las pasadas elecciones. Aunque cabe señalar que, dada la población foránea habitante en el municipio sin haber actualizado la credencial para votar, muchos pobladores se quedaron sin ejercer este derecho.

Las campañas electorales locales, imitando el circo nacional, estuvieron plagadas de una intensa guerra sucia contra la candidata de morena a través de todos los medios de comunicación. Cabe destacar que las candidatas fuertes eran Cristina Torres, representante de la coalición del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), ꟷquien además era alcalde con licencia de la administración 2015-2018ꟷ y Laura Beristáin Navarrete, liderando la coalición de Morena y el Partido del Trabajo (PT).

Las calumnias por parte de la derecha política y mediática no se hicieron esperar, incluso, se distribuyeron periódicos en cada casa de las colonias populares, durante la madrugada del día anterior a las elecciones, para desacreditar a la candidata de morena. También presenciamos el embate de descarados oportunistas que al no tocarles el tan anhelado “hueso” decidieron darle la espalda al proyecto de morena a través de diversos actos públicos y ruedas de prensa en donde se cambiaban la camiseta para expresar su lealtad incondicional a la panista Cristina Torres, sumándose así a su estructura y promoviendo el famoso voto cruzado. También fue notorio el caso de algunos ultraizquierdistas que otrora promovían el boicot electoral pero que ahora jugaban de “jueces” de la izquierda mientras promovían el voto por la derecha.

Sin embargo, también hubo elementos locales que jugaron a favor de morena como: las estructuras alternas que llevaban tiempo siendo formadas al interior de morena, organizadas con objetivos meramente electorales, aunque con debilidad ideológica; el equipo de promoción y defensa del voto por parte del PT y de la estructura propia de la candidata morenista; la participación ciudadana y crítica en las redes sociales que hacía contra peso a la campaña de difamación; la histórica simpatía con López Obrador en la región; entre otros.

Asimismo, un modesto grupo de ciudadanos convencidos de que el proyecto nacional del PRI y del PAN se trataba de un proyecto neoliberal o de capitalismo salvaje que ha arrastrado a nuestro país hacia la barbarie, las desapariciones forzadas, la venta de nuestros recursos naturales, la precarización de la clase trabajadora, la falta de recursos para la educación, la salud y que han impulsado las contra-reformas, llegando a la conclusión de que el PAN local es el aterrizaje de esta base programática cuyos resultados son ya reconocidos en nuestro mal tratado país.

Los resultados fueron muy cerrados, luego de que el Instituto Electoral de Quintana Roo (IEQROO) realizara movimientos sospechosos como los siguientes: sus funcionarios pasaron a recoger los paquetes electorales hasta altas horas de la madrugada, alrededor de la 1:00 AM, cuando ya la mayoría de los integrantes de las mesas directivas y representantes de partido se habían retirado; detener el conteo preliminar de votos mediante el sistema PREP a las 4:00 AM con el 87% contabilizados, a pesar de que todas las actas ya estaban ingresadas; que la presidenta del IEQROO municipal se “equivocó” al cantar los votos de morena en 119 actas (de 340) como votos a favor del PAN; apresurarse a anunciar que la candidata que llevaba la delantera era la del PAN y haber sacado una manta escrita por los representantes del IEQROO para legitimar este osado anuncio.

Sin embargo, tras la movilización del equipo de trabajo y abogados del morena y del PT; también fueron de gran apoyo, la organización que fungirían como representantes de estos partidos para el re conteo del IEQROO programado para una semana después de las elecciones, el 8 de julio; la presencia permanente de un campamento de los grupos de apoyo y simpatizantes de Laura Beristaín a las afueras de las instalaciones del Instituto Electoral; el manejo de las redes para denunciar un inminente fraude; la movilización en marcha y caravana de un grupo de habitantes de Puerto Aventuras hasta Playa del Carmen como forma de apoyo a la candidata de morena y en repudio al intento de fraude panista; tras todos los mencionados mecanismos de presión, finalmente el esperado fraude fue desmantelado. De igual manera, la senadora Luz María Beristaín dio una voz de alarma, al estilo de reality show, una noche antes del re conteo, el 7 de julio, para advertir que el fraude estaba siendo preparado por el encargado de asuntos jurídicos de la administración de Cristina Torres.

Es importante señalar que la figura de López Obrador como nuevo presidente electo también representó una presión de poder con la que habría que enfrentarse cuando al fin se hiciera la toma de protesta de todos los puestos de elección popular en diciembre.

A pesar de algunas otras inconsistencias como la desaparición del sobre de actas no utilizadas de una casilla, o de que no hubo actas de tres casillas, por lo que todos los votos se contabilizaron como cero, los resultados oficiales quedaron como sigue: La coalición Morena – PT obtuvo 39 mil 439 votos, contra 36 mil 363 del frente PAN-PRD-MC, de un total de 103 mil 524 votantes. Finalmente, después de este choque de fuerzas, nunca antes visto en el municipio, la mañana del lunes 9 de julio, el IEQROO le otorgó la constancia de presidenta municipal a Laura Beristaín, quien entre una ola de simpatizantes y música festiva agradecía el apoyo popular llamando a la unidad, a la solidaridad y a la conciliación social; creemos que esto fue un intento de evitar posibles boicots político-partidarios. A su vez, la ex candidata Cristina Torres aceptó los resultados oficiales.

Como conclusión, pensamos que la preparación de la estructura electoral resultó útil ante este escabroso proceso de lucha contra un fraude local. Sin embargo, esta organización sin pensamiento crítico, sin debate y sin estudio de la teoría revolucionaria será insuficiente para llevar a cabo las nuevas tareas organizativas y del gobierno local que ahora se aproximan.

A su vez, así como López Obrador en el orden federal se encontrará en medio de fuerzas tanto empresariales como populares, en lo local sucederá lo mismo y en algún punto prevemos que la tan clamada reconciliación e inversión privada “socialmente responsable” llegará a su límite, entonces caeremos en cuenta de los irreconcilliables intereses entre los capitalistas y los trabajadores. Por eso, en esta nueva etapa debemos fortalecer la organización y la educación política. La nueva coyuntura presenta nuevos retos y pensamos que las tareas de gobierno enfrentarán un escenario sumamente demandante por todas las fuerzas sociales, el nuevo gobierno continúa en la mira de los voraces medios liberales de paga, así como de una sociedad que espera que éste pueda resolver gran cantidad de demandas sociales, que, sabemos no se lograrán como dádivas, sino como resultado de un esfuerzo organizativo social y popular.

Comentarios
Loading...