Corriente Marxista Internacional

Por un acuerdo político de unidad entre el pueblo trabajador, sin oportunistas y explotadores

0 44

La Izquierda Socialista – Quintana Roo

Desde hace varias décadas nuestro pueblo está siendo oprimido y saqueado por el mal gobierno y sus amos: las grandes empresas y bancos, mayormente extranjeros. Estos ataques se han intensificado en los últimos años como resultado de las crisis que los ricos, la burguesía, con su sistema capitalista han generado y que siempre cargan sobre los hombros de los trabajadores y de los más pobres. Para lograrlo se surten de todo tipo de artimañas legales e ilegales, físicas y psicológicas, como el control de las ideas a través de los programas educativos, de los medios de comunicación, del cine, del entretenimiento y hasta de la religión; el fomento de la drogadicción y el alcoholismo; la creación de leyes y reformas a favor de los intereses oligárquicos; el uso de la fuerza pública o de grupos paramilitares; los fraudes electorales; la infiltración de organizaciones populares, entre otras tácticas de control social.

A primera vista podría parecernos demasiado grande e invencible el enemigo, pero, como decía el Che Guevara “solo los que viven de rodillas ven a sus enemigos como gigantes”. Sí es posible romper nuestras cadenas y liberarnos, ya ha sucedido antes, pero para lograrlo es necesario levantarnos y construir una organización combativa desde abajo, aprendiendo de las experiencias del pasado y de las ideas revolucionarias, para que por medio de una auténtica democracia de bases sea el pueblo trabajador quien dirija su organización hacía la realización de sus propios intereses, en lugar de ser dirigido por “políticos profesionales” hacía intereses ajenos y ocultos.

En este sentido, coincidimos con Andrés Manuel respecto a la necesidad de un “acuerdo de unidad”, pero esa unión tiene que ser entre el pueblo, entre las mayorías, es decir, entre los obreros, maestros, estudiantes, campesinos, amas de casa, desempleados, organizaciones populares y líderes sociales auténticos. Esa unidad también debe de ser en base a un proyecto revolucionario y a principios democráticos. Por el contrario, debemos rechazar cualquier tipo de imposición o unión con nuestros enemigos de clase: los explotadores y sus políticos serviles ꟷcomo los “prianistas”ꟷ, pues una unidad así, además de ser incongruente con la ideología de izquierda, sería perjudicial para la mayoría, ya que estos explotadores o políticos profesionales “arrepentidos”, convertidos en candidatos, funcionarios o dirigentes de partido, nos cobrarían muy cara la factura abalando nuevos fraudes o leyes contra el pueblo para seguirnos engañando mientras empeñan más a la nación.

Resumiendo lo anterior, Morena podría ser parte de la esperanza de México, pero para lograrlo tendría que ser realmente democrático ꟷlos de abajo debemos elegir la dirección y el rumboꟷ, luchar (no solo electoralmente) junto al pueblo trabajador y sus movimientos sociales, defendiendo un proyecto anticapitalista.

En la Izquierda Socialista consideramos que la única forma de vencer al capitalismo es con la organización consciente de la clase trabajadora que tome el poder político y ponga el aparato estatal al servicio del pueblo, expropiando los principales medios de producción, nacionalizando los bancos y la riqueza natural del país. De esta forma podremos utilizar todas nuestras fuerzas y recursos para construir una nueva sociedad más justa y más equitativa con trabajos bien pagados, educación y servicios de salud de calidad para todos.

¡Únete con nosotros a la lucha por el socialismo y a la construcción de una nueva sociedad!

laizquierdasocialistaqr@gmail.com

Te podría interesar
Comentarios
Loading...