NXIVM: Una historia de éxito en una sociedad capitalista decadente

0 317

Por: Rubén Rivera

El gurú

La historia de Keith Raniere, es muy similar al famoso sueño americano, nacido en 1960 en una familia con recursos pero no acaudalada, hombre talentoso que desde la adolescencia se desatacaba en todo lo que hacía que eran con 5 o 6 cosas a la vez. Lo suyo es la capacidad de convencer personas. En los noventas crea una compañía de compra y venta de productos de carácter piramidal “Consumer Bulynes”. La lógica de la empresa era simple: “te inscribes pero si inscribes, digamos, a otros diez recibes beneficios extra, si estos diez consiguen a otros diez, etc.”

Obviamente los beneficios solo se pueden mantener si mantienes a todos los inscritos en un permanente estrés, y al final es insostenible, no hay dinero para pagar las promesas a todos, de pronto alguien denuncia y todo cae por su peso.

La empresa quiebra, pero Raniere salió millonario de la misma, de ahí pasa a negocios bajo el mismo esquema, creas una pirámide, estresas al límite a los miembros para que la cabeza se enriquezcas y luego, cuando todo colapsa el propio Raniere acuse a los extenuados socios de fracasados, de no tener la actitud. Obviamente, para él, el problema es de actitud, se requiere crear gente como él, con cualidades especiales similares a súper poderes, es entonces en 1998 cuando crea NXIVM, como una empresa para crear seres como él, o al menos eso es lo que dice.

Analizando un poco el proceso de NXIVM, se trata de explotar al máximo los dogmas de la sociedad norteamericana, la mentalidad del “hombre de éxito” frente al pensamiento del perdedor.

Obviamente, el inteligentísimo Raniere seleccionó para su exclusivo club a personas que por su origen sienten que pertenecen a esa elite de ganadores, les prometió desarrollar sus potencialidades y aprovecho perfiles de personas para quienes en deshacerse de algunos miles de dólares no significara gran cosa.

Así los Juniors norteamericanos empezaron ser reclutados para convertirse en empresarios súper exitosos, como se trataba de otro esquema piramidal su primera tarea seria reclutar a otros para sus programas de superación personal y así se empezó a correr la voz.

La sección en México

Los juniors mexicanos, que por supuesto sienten que no merecen el suelo que pisan, comenzaron a escuchar de NXIVM, la cual les prometía sacar a la luz sus “naturales súper poderes” simplemente desarrollando todas sus potencialidades con base a programas muy severos, pero “eficientes”.

Emiliano Salinas, hijo de Carlos Salinas de Gortari, expresidente de México, se sumó a este trabajo “altruista”, desarrollando la filial mexicana, con tal éxito que entre 2009 y 2016 recaudo cerca de 10 millones de pesos.

Bajo el esquema que ya hemos citado se fue invitando a personalidades como la conductora Yuridia Sierra, Julián Lebaron, Cecilia Salinas entre otros.

Emiliano Salinas no era solamente un miembro más, era parte de la dirección internacional del grupo que dirigía Ranieri y sus prácticas lo llevaron a verse envuelto en la muerte de una de sus integrantes en un retiro en el estado de Morelos.

Terapias para mujeres exitosas

Raniere tenía lo que quería y los “niños bien” mexicanos eran algunos de sus principales impulsores, de hecho Laura Rosa Junco, hija de los dueños del periódico Reforma compró en 2012 una casa en Estados Unidos. La casa se empleó para el “trabajo” con las mujeres del grupo. Laura Rosa posee en la ingle la marca de Raniere, que la ubica dentro de las privilegiadas.

La vejación de mujeres ya era una práctica común en la secta, pero Raniere y compañía buscaron sistematizarla en 2015 creando DOS (Amo para las compañeras Obedientes). Un grupo secreto exclusivo para las mujeres de NXIVN, que quisiera subir de nivel. Siempre bajo el discurso de que “si no eres capaz de esto, no eres digna del éxito supremo”, sometiendo a las “elegidas“ a todo tipo de “pruebas” entre ellas relaciones sexuales con Raniere, marcas en el cuerpo, extorsión económica, y esclavitud.

El final

La impunidad se autoalimenta, cuando no sucede nada sobre algo que en circunstancias normales podría considerarse atroz, se avanza al siguiente nivel, no obstante la creación de DOS fue demasiado, algunas víctimas lograron romper el cerco, y en otoño de 2017 se destapó el escándalo por medio de un reportaje en el New York Times.

El 27 de marzo en 2018 Raniere fue detenido en México y enviado a Estados Unidos, el 21 de abril Alison Mack, una actriz de la famosa serie “Smallville”, confesó el modus operadí de DOS. Emiliano que al principio se resistió a abandonar al líder decidió finamente también hacerse a un lado señalando que el “no sabía nada”.

Pero la argumentación no resiste una revisión de los acontecimientos, Emiliano Salinas participó en el grupo desde sus inicios en México y Alex Betancourt, amigo de Emiliano, es un coacusado del caso en los Estados Unidos por pornografía infantil. Cecilia Salinas, hija del expresidente tiene el raro honor de poseer la marca en la ingle y participar en los reclutamientos.

Por supuesto el señor Carlos Salinas de Gortari moverá cielo, mar y tierra para evitar que sus vástagos pasen un solo día en prisión, de hecho, al margen de las redes sociales los medios oficiales mantienen un silencio cómplice. El juicio contra Raniere continuará, saldrán más y más involucrados, todos de las “mejores familias” y al final solo habrá un culpable: Raniere, quien seguramente engaño a todos con sus malévolas artes.

El fondo del problema

La burguesía mexicana vive una de las épocas más turbias desde que a principios de siglo se constituyó como clase dominante gobernante. Tres décadas de aplicación de una política de expoliación de trabajadores y del estado han dejado al país en su conjunto en una situación cercana al caos. Es la ley de la selva y en ese contexto los hijos de la burguesía se aburren, algunos logran involucrase en los negocios de sus familias, como los Hank, o los Slim, otros se sumen hasta las narices en la autodestrucción como el lamentable Jorge Kawachi, algunos regentean el negocio político familiar como el Niño Verde, otros más se lanzan en todo tipo de trances esotéricos como los Salinas, que seguramente se creen hijos de un semidiós, etc. Símbolos de la decadencia de su clase, producto de todos sus excesos y muestra de su decadencia moral. El cinismo frente a la impunidad y la cobarde hipocresía cuando son exhibidas sus bajezas, son en ellos una marca de origen. Profundamente narcisistas, racistas e ignorantes.

El golpe del 1 de junio del 2018, tiene a la mayoría de ellos fuera del gobierno, pero no del poder. Se preparan para dirigir el país cuando sus padres, por cansancio o por edad, abandonen el timón.

Algunos hablan de la contaminación, otros del narcotráfico, la violencia, la pobreza, todas estas son sin duda lacras producidas por el capitalismo, pero necesitamos añadir otra más, una que es incluso igual o más perniciosa, se trata de la alta burguesía mexicana, la cual como una prostituta con enfermedad venérea en fase terminal se muestra impúdica diciendo “soy el futuro”.

Los trabajadores debemos tomar nota, esta clase es irreformable, debemos completar una revolución radical y extirparlos de raíz, como cuando se separa el apéndice de un organismo enfermo, o son ellos, un 0.1% de la población o nosotros, que somos el 99.9% restante.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Comentarios
Loading...