Corriente Marxista Internacional

México: el país donde no pasa nada

0 52

Escrito por Por Alan J. Garín

En los últimos días ha salido una vez más a la luz la incompetencia e ineficiencia del sistema de justicia mexicano, un país donde los delitos como asesinatos, desapariciones forzadas, abusos de autoridad, incumplimiento del deber legal, lavado de dinero, la venta de drogas entre otros son cada vez más comunes y peor aún, algunos de los delitos aquí mencionados, el mentado sistema de justicia mexicano los considera “no graves”, a tal punto, que a un delincuente como Javier Duarte (asesino intelectual de periodistas) se le pueden perdonar sus atrocidades. No hace poco la PGR comete el “infantil” error de imputarle a Javier Duarte 38 millones de pesos cuando se robó 35 mil millones de pesos (dinero que es tuyo y mío) además le “perdonaron” 2 órdenes de aprehensión por abuso de autoridad, incumplimiento del deber legal, peculado, tráfico de influencias y coalición porque estos delitos son considerados para el sistema de justicia mexicano “no graves”.

Por otro lado, el día 20 de julio del presente año, en las inmediaciones de la colonia “La Conchita” Zapotitlán de la Delegación Tláhuac, abaten a un delincuente que se dedicaba al tráfico de drogas, Felipe Jesús Pérez Luna, alias “El Ojos”. El delincuente controlaba la zona oriente de la ciudad y el Estado de México, principalmente en Tláhuac y el municipio de Chalco.

Según el portal web “Biga Data Mx” el cartel de Tláhuac no es nuevo pues tiene sus comienzos a finales de los años 90’s, el cual incursiono en los delitos de robo y secuestro, posteriormente, cambio de giro delictivo y aposto por la venta de droga.

El mes pasado tanto el Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera y el Delegado Rigoberto Salgado Vázquez desconocieron la existencia del Cartel de Tláhuac a pesar de que portales de noticias como el “Big Data Mx” reporto desde inicios de año la presencia del grupo delictivo liderado por “El Ojos” y otros más en Tláhuac y Milpa Alta.

La vergüenza viene a tomar lugar recientemente cuando en una entrevista para el periódico Milenio, el Delegado de Tláhuac declaro que no hay que magnificar lo ocurrido. Como en México la violencia y el crimen son parte de lo cotidiano pues ya se consideran normales y no hay porque preocuparse.

Evidentemente estos problemas no son solo producto de una política errónea sino es el resultado del sistema capitalista en prolongada decadencia, donde las oportunidades de crecimiento son nulas, el desempleo va en aumento exponencialmente, los salarios siguen descendiendo a nivel de miseria además de mencionar a los estudiantes rechazados de las instituciones públicas de educación superior.

 

Con base a lo antes expuesto resulta ser una solución inmediata para la población que se educa mediante series de TV y Netflix como “El Señor de los cielos” o la serie de “El Chapo” a formar parte del crimen organizado, mejor ejemplo no se puede tener, debido a que el crimen organizado se ha infiltrado e incluso en los órganos en que alguna vez confiamos para que salvaguardaran nuestra seguridad, como el ejército, la policía, e incluso los mismos gobernadores de diversos estados.

La mejor solución para este problema no solo es hacer una limpieza total de las instancias de gobierno, sino arrancar el sistema político-económico en el que hemos estado sumergidos por décadas.

Es por esta razón que La izquierda Socialista desde Juventudes Marxistas apostamos por la implementación de una economía planificada y un Estado de los trabajadores donde el punto de desarrollo sea el ser humano.

Como dijo alguna vez Rosa Luxemburgo “socialismo o barbarie”.

Te podría interesar
Comentarios
Loading...