Presupuesto 2017, más sufrimiento para el pueblo

0 146

Escrito por:  Cinthia Villegas

descarga (1)En semanas pasadas el nuevo secretario de hacienda José Antonio Meade entregó la propuesta de paquete económico del próximo año. Anunció un recorte al gasto público por 239,700 millones de pesos, este recorte descansa principalmente sobre PEMEX cercenando el 42% de su presupuesto, es decir, 100 millones de pesos, esto es, más de 75 millones con respecto al año pasado.

El gobierno federal ha hecho mucho énfasis en la “política de austeridad” que tiene y parte de ella es el recorte al gasto público, sin embargo, en este recorte hay ganadores y perdedores, no todas las dependencias van a ser víctimas de él, de hecho a algunas se les va a aumentar el presupuesto.

Entre los perdedores, además de PEMEX, tenemos los llamados «Ramos Administrativos», es decir aquellos por medio de los cuales se asignan recursos a las dependencias y entidades, dentro de este ramo están las «Entidades No Sectorizadas», que son organismos que no están coordinados por alguna dependencia o sector, y su control presupuestario lo lleva Hacienda. Estas son la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas (CDI), el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), la Procuraduría de Defensa del Contribuyente (PRODECON), la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas (CEAV), la Agencia de Noticias del Estado Mexicano (NOTIMEX), y el Sistema Público de Radiodifusión del Estado Mexicano (SPREM). Las secretarías de Economía, Medio Ambiente, Comunicaciones y Transportes y Educación Pública también están entre las más afectadas, todas con recortes de doble dígito. La secretaría de Salud tendrá un presupuesto 6.05% menor.

Los ganadores en esta “política de austeridad” son los llamados «Ramos Autónomos», los cuales tuvieron incrementos presupuestales en varios rubros, liderados en proporción por la Comisión Federal de Competencia Económica (COFECE), que tendrá un 12.3% más que el año pasado; la Comisión Nacional de los Derechos Humanos tendrá un incremento del 11.7%, el Poder Judicial se lleva un 10.8% más y el Legislativo un 6.9% más que en 2016. Tiene también un aumento el Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI), del 1.9%.

Aunque los poderes Judicial y Legislativo no se llevan el mayor aumento en porcentaje, las cantidades en pesos que están detrás del aumento son significativas. El Poder Judicial es de lejos el que se lleva una mayor cantidad de recursos dentro de los «Ramos Autónomos» con 75,477 millones 231,563 pesos en 2017, mientras que los Diputados y Senadores (Poder Legislativo) tendrán un presupuesto de 15,088 millones 510,579 pesos.

Muestra de las prioridades del gobierno federal es el recorte al presupuesto en educación y salud, mientras se aumenta el presupuesto al poder judicial y legislativo. El Consejo Coordinador Empresarial (CCE) demandó al Congreso de la Unión “reducir aún más el gasto”, en unos 220 mil millones de pesos adicionales o 91.7 por ciento más al recorte por 239 mil 700 millones de pesos planteado por el gobierno federal en el paquete económico 2017, al tiempo que insistió en que se incluyan en el paquete incentivos y facilidades fiscales para las empresas, como la deducción plena de las prestaciones laborales.

Los empresarios están buscando la forma de presionar al gobierno federal para darles más incentivos fiscales con la promesa de la creación de empleos formales, sin embargo en el periodo pasado solo aumento un 3.6% el empleo formal, el mayor porcentaje de la población, esto es el 57.3%, se encuentra en el empleo informal. Dentro de los sectores formales hubo bajas en el sector industrial, donde se dio el incremento fue en el sector de servicios.

El secretario de hacienda en su “análisis” sobre la economía mundial y nacional basó su presupuesto en el entendido de bajar el gasto público para poder hacer frente al déficit que lleva arrastrando, da cifras de un crecimiento económico del 3%, llamándola una cifra más realista a las que se han dado en años anteriores. En su discurso dijo que no se crearían nuevos impuestos pero que se va a hacer énfasis en la recaudación fiscal. Los dos ejes principales de entrada de dinero para el gobierno serán la recaudación fiscal y los hidrocarburos.

Un desastre se avecina con las nuevas políticas en cuanto a finanzas, se pretende “liberalizar” el precio de la gasolina, esto quiere decir que el precio varíe dependiendo las demandas del mercado, el gobierno tendrá la facultad de fijar un precio máximo, sin embargo los analistas prevén que el precio llegue a los 18 pesos. También van a entrar nuevas marcas de gasolina al mercado. El alza en el precio de la gasolina y diésel solo va a llevar a un aumento de la inflación.

La propuesta de paquete económico no es más que otro golpe al sector trabajador, se quita presupuesto para lo básico como es salud y educación dándole prioridad a otros sectores. En las “cifras realistas” que dio el secretario en su propuesta no hay nada alentador, como la creación de empleos o la inversión en infraestructura, solo una ardua defensa de las reformas estructurales.

Mientras que este gobierno siga en el poder, mejor dicho, mientras que la burguesía siga en el poder, la política económica pro patronal no va a cambiar. Quiere decir esto que los trabajadores, los jóvenes y campesinos pobres somos los que tenemos que ajustarnos el cinturón cada vez más mientras que otros burócratas de puestos “importantes” y empresarios siguen engrandeciendo sus fortunas a consta de nuestro sufrimiento.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Comentarios
Loading...