Corriente Marxista Internacional

Presentación del libro “Stalin” en la Casa Museo León Trotsky

0 210

Escrito por: La Izquierda Socialista

Stalin fue el último libro que Trotsky estaba escribiendo cuando el asesino Ramón Mercader le arrancó la vida. El 11 de noviembre se presentó el libro, frente a un auditorio repleto, en la Casa Museo León Trotsky, esta publicación inconclusa del legendario revolucionario y mártir de la clase obrera, fue recibida entre la expectación de los viejos militantes revolucionarios y el ánimo de la juventud ahí reunida, en un acto extraordinario.

La presentación corrió a cargo de Esteban Volkov, nieto de León Trotsky e incansable defensor de las ideas de su abuelo junto a Alan Woods, dirigente de la Corriente Marxista Internacional y director de la popular página web marxist.com.

En el museo había casi 200 personas, con el auditorio repleto y la una sala adjunta totalmente llena. Hablaron de la trascendencia de este libro y explicaron el papel que jugó Stalin como personalidad en el proceso de degeneración burocrática.

El primero en tomar la palabra fue Israel López, representante de la editorial Fontamara, que estuvo a cargo de la edición e impresión de libro. El compañero dio una breve participación explicando lo que el libro significaba para la editorial, así como dar las gracias a Alan Woods por permitirles la publicación de tan importante libro.

El segundo a la palabra fue Esteban Volkov. Con su singular forma de exponer sus ideas, siempre defendiendo las ideas del marxismo y de León Trotsky, sacudió con su voz firme y segura al auditorio, explicó la travesía que vivió este libro, haciendo hincapié en la importancia de leerlo.

La audiencia mostró su aprecio con un cálido aplauso.

 

Durante 60 años se publicaron versiones de esta obra distorsionada. No fue hasta que Alan Woods y la Corriente Marxista Internacional se puso la tarea de rescatar de los archivos de Harvard, los documentos que no fueron incluidos en la obra. Este trabajo duro casi 10 años de búsqueda, traducción de materiales, transcripción, acomodo y darle sentido al texto.

Finalmente Alan Woods tomó la palabra:

Esta es una de las obras maestras del marxismo, donde podemos encontrar un análisis del papel del individuo en la historia, no solo en términos políticos, sino incluso psicológicos”. Comentó que había una obra de Marx donde se analiza de forma similar este fenómeno, El 18 Brumario de Luis Bonaparte.

La parte más interesante y en la cual se centró su intervención fue responder la pregunta que el mismo se hizo, ¿Por qué venció Stalin a Trotsky? No fue por el talento de Stalin o porque fuera más astuto, por el contrario, Stalin fue una figura gris y secundaria en la revolución. La respuesta a la pregunta se encuentra en las condiciones objetivas.

Él explicó, de forma bastante inteligente, que las revoluciones tienen etapas, que en la etapa de ascenso se necesitan verdaderos héroes para llevar adelante las tareas que se tiene por delante. Lenin y Trotsky fueron verdaderos genios, pero no eran los únicos, toda una capa de dirigentes del partido bolchevique jugaron un papel fundamental, fueron verdaderos gigantes. El mismo fenómeno se puede ver durante la revolución francesa, en el periodo de ascenso vimos a grandes revolucionarios al frente: Robespierre, Marat, Danton, etc.

Pero después de un periodo de ascenso, siguió un periodo de reflujo, las masas, cansadas y hasta cierto punto desmoralizadas, regresaron a la rutina de la vida cotidiana, etc. Recordemos que los obreros y campesinos rusos habían pasado por de 4 años de Guerra Mundial, dos revoluciones, años de guerra civil sangrienta, presiones económicas, sabotajes y muchas otras cosas.

Pero los bolcheviques veían en la revolución rusa como un eslabón de la revolución mundial, la derrota de la revolución alemana dejó aislada la Revolución Rusa, eso acentuó la desmoralización y apatía de los trabajadores y campesinos. Esta es la base sobre la que surge el poder de la burocracia soviética.

La reacción pequeñoburguesa y burocrática se sintió fuerte y segura cuando dejaron de sentir la presión de los trabajadores. En eso momento ya no se necesitan los grandes hombres, sino una gente mediocre. La burocracia necesitaba un líder en las filas del bolchevismo, lo encontraron en la figura de Stalin. Los héroes de la revolución fueron desplazados por trepadores sin escrúpulos.

Alan explico que Trotsky intento apoyarse en la clase obrera pero los obreros estaban agotados. Dijo:

“Hay una mentira que se ha repetido miles de veces, que el bolchevismo y el estalinismo es lo mismo, que el germen del estalinismo estaba en el bolchevismo y la forma de organización leninista. A los que defienden esta idea les pregunto ¿ si realmente fuesen idénticos el estalinismo y el bolchevismo, por que Stalin, para consolidar su dictadura burocrática y totalitaria tuvo aniquilar el partido de Lenin?”.

Como cualquier asesino, Stalin tenía que eliminar a todos los testigos, y lo hizo, eliminó a la vanguardia de la revolución, a sus familiares y amigos. Toda la vieja guardia fue asesinada para poder acentuar el poder de la burocracia estalinista. Una guerra civil unilateral.

Alan reafirmó: “Bolchevismo y estalinismo no son lo mismo, son antagónicos, contrarios”

También dijo que es una mentira absurda, que Trotsky estaba luchando por el poder. Alan explicó que Trotsky sabía desde el principio que esa batalla estaba perdida, por las condiciones objetivas, materiales, que había en ese momento eran desfavorables. Trotsky decidió luchar por una sola cosa; defender el bolchevismo y la revolución de octubre, preservarlo para las nuevas generaciones:

“Stalin pensaba que matando a León Trotsky se acabaría todo. Se equivocó, porque se podrá matar a un hombre, pero nunca a una idea cuyo momento ha llegado”.

Después de la maravillosa intervención de Alan Woods se abrió una ronda de participaciones y preguntas, todas muy interesantes, sobre el papel de la violencia, las similitudes del régimen estalinista con el fascismo, el trato de Stalin a la disidencia anarquista, etc.

Alan respondió a cada una de ellas de forma brillante, animó a seguir luchando por las ideas de Trotsky, las cuales son las ideas del auténtico marxismo. Invitó a organizarse en la Corriente Marxista Internacional para proseguir el camino de los bolcheviques hace 100 años y la lucha por el socialismo.

Todos los presentes quedaron satisfechos con la presentación de esta obre maestra del marxismo, en sus aplausos y sonrisas se pudo ver el compromiso que hay con las ideas de la exposición.

Esteban Volkov, nieto de León Trotsky durante su intervención
Esteban Volkov y Alan Woods
Alan Woods durante su exposición
El auditorio del Museo Casa León Trotsky completamente lleno

Se habilitó una sala más para proyectar la presentación
Alan Woods en la firma del libro

 

Te podría interesar
Comentarios
Loading...