Entrevista: ¿qué sucede en Telmex y en el Sindicato de Telefonistas?

2.234

Entrevistamos a Miguel Ángel Lara, integrante de Telefonistas Construyendo Democracia del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana, nos habla de la trayectoria de su agrupación que se define democrática y opuesta a la política neoliberal y al charrismo sindical.

El Sindicato se encuentra en un proceso de revisión del Contrato Colectivo de Trabajo y en proceso de elección del nuevo Comité Ejecutivo Nacional. Desde la oposición democrática nos dan su perspectiva y punto de vista de lo que sucede.

1.- La dirección del Sindicato de Telefonistas de la República Mexicana convocó una falta colectiva de trabajo el día 19 de agosto del presente año ¿cuáles son los motivos? y ¿cuál fue el seguimiento a ese llamado?

El motivo formal, el que dio a conocer el secretario general, consiste en que la empresa no dio la propuesta definitiva sobre la revisión de las principales cláusulas del Contrato Colectivo de Trabajo y del aumento salarial y económico, el plazo vencía el día 19 de agosto a las 12 del día. Había una cerrazón de Teléfonos de México, según el dicho del propio Hernández Juárez (el secretario general) había una propuesta de la empresa para eliminar la jubilación de los trabajadores de nuevo ingreso y contratarlos a través de una filial.

Se realizó la falta colectiva a nivel nacional y consiguió el propósito, la empresa pidió una prórroga de un mes para seguir analizando las propuestas, al final, el pacto entre la dirección del sindicato y la empresa fue una prórroga de 15 días, esto es lo formal.

Nosotros pensamos que lo real es que Hernández Juárez empalmó el proceso electoral para elegir el nuevo Comité Ejecutivo Nacional por el periodo 2020 -2024 con el proceso de revisión contractual, violentando las medidas que hizo la Secretaria de Trabajo y Previsión Social en el sentido de que se suspendían los procesos electorales y las tomas de nota hasta el mes de septiembre, debido a la pandemia del coronavirus, él desobedeció este mandato federal, pretende capitalizar para su planilla los resultados de la revisión contractual en las dos semanas de votación para la elección de la nueva dirigencia sindical.

2.- Acerca de las elecciones internas en el Sindicato, ¿qué ha sucede?, ¿cuál es su perspectiva?

Este es el doceavo intento de Hernández Juárez por reelegirse como secretario general, con esto tendría 48 años ininterrumpidos al frente del sindicato, consideramos que es uno de los mayores escenarios antidemocráticos que hay en el movimiento obrero, para nosotros como trabajadores han sido 44 años ininterrumpidos de pérdida gradual de los derechos laborales que conquistamos anteriormente. En cada proceso electoral se repite el escenario antidemocrático de violentar la propia normatividad del estatuto del sindicato. En el Sindicato de Telefonistas nunca ha habido elecciones democráticas desde 1976 a la fecha, siempre todo el aparato del sindicato se destina para favorecer a la planilla oficial que es la verde, desde el secretario general, el Comité Ejecutivo Nacional, el Comité Nacional de Vigilancia, incluso en ocasiones hasta la propia Comisión Nacional Electoral se dedica a realiza proselitismo a favor de la planilla oficial, siendo que esto está expresamente prohibido en los estatutos. Ha aflorado a la opinión pública la intromisión de los órganos de representación para favorecer la conformación de la planilla oficial.

Para la presente elección se registró otra planilla, la roja, que va a contender también por el Comité Ejecutivo Nacional, en unos días dictaminarán si se aprueba su composición, pero vamos con esa desventaja de que todo el aparato se destina al apoyo de la planilla oficial, la verde.

Cabe resaltar que hay una buena cantidad de telefonistas sin derechos sindicales porque nos atrevemos a opinar diferente en los foros sindicales.

3.- En estas elecciones ¿cuáles son las posibilidades de sector democrático?

Las ocasiones en que las oposiciones democráticas hemos participado en los procesos electorales obtenemos por lo menos un tercio de la votación a nivel nacional, nosotros de acuerdo al cómputo que realizamos, en dos ocasiones ganamos las elecciones, pero pues hubo alteración de votos y no nos reconocieron el triunfo.

En la actualidad se perfila un escenario similar a elecciones pasadas, antes que la Comisión Nacional Electoral sacara la convocatoria a elecciones, ya la “aplanadora” de la estructura sindical estaba trabajando para favorecer a la planilla verde.

Prefiguramos que si hay condiciones para que los telefonistas nos sacudamos esta especie de dictadura sindical, pero el problema es que la intromisión de los funcionarios sindicales en las elecciones va de la mano con las facilidades que la empresa, Teléfonos de México, otorga con la finalidad de perpetuar a la planilla verde y Francisco Hernández Juárez al frente del sindicato.

3.- En meses recientes se conoció que de Telmex fue dividido en dos empresas: una dedicada a ofrecerle servicios a los usuarios finales y otra para servicios mayoristas, ¿qué impacto tendrá en las relaciones laborales dentro de la empresa?

El 6 de marzo de este año se concretó esa iniciativa, la empresa que se divide se lleva los servicios mayoristas lo que constituye un golpe importante a las finanzas de Teléfonos de México, porque son una parte importante de materia de trabajo que deja buenas ganancias para la empresa misma.

Entre los impactos más importantes que tenemos por esta decisión es la pérdida total de materia de trabajo que tendremos. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (Ifetel) emitió una regulación que facilita a la empresa dividida la posibilidad de realizar trabajos que realizan nuestros compañeros a través de empresas filiales, es uno de los mayores golpes que se le da al sindicato y al Contrato Colectivo de Trabajo.

El otro, es que los telefonistas que van a atender estas actividades de la empresa mayorista nos convertimos en terceros de nuestra propia materia de trabajo, estamos hablando de más de 10 mil trabajadores que siguen estando bajo la jurisdicción de Teléfonos de México, pero para la empresa mayorista son prestadores de servicios, y esto contraviene toda lógica que el actual gobierno federal ha planteado acerca de reducir el tercerismo en el país. Con ese decreto del Ifetel, se fomenta el tercerismo.

Hay otras afectaciones como la relación laboral misma, esta empresa dividida impulsó un “Código de Ética”, en donde se realizan una serie de intromisiones en la relación laboral en contra de los trabajadores telefonistas y pretende imponerlos como una normatividad, siendo que estos no son pactos entre empresa y sindicato.

Quizá es el problema más fuerte en el Sindicato de Telefonistas, porque partieron en dos la materia de trabajo.

Por su parte la dirigencia sindical ha realizado una política de simulación respecto a este gran problema, primero manifestó su oposición a la partición de Teléfonos de México, primero mencionaron que los amparos interpuestos y el emplazamiento a huelga lo impedirían, pero esto fue un engaño porque cuando se determinó la división de empresa, los emplazamientos de huelga quedaron en papel y la dirigencia sindical dejó de pronunciarse respecto a ese tema.

4.- Las nuevas determinaciones planteadas para los sindicatos a partir de la firma del T-MEC, donde se deberán realizar elecciones sindicales universales, ¿representa una oportunidad para el movimiento sindical democrático?

Abre un poco los caminos para que los trabajadores elijan auténticamente a sus representaciones, aunque no es una garantía; si bien el voto libre, directo, secreto y universal para nuestros representantes sindicales está plasmada en las modificaciones que se realizaron en la Ley Federal de Trabajo, pero nosotros lamentamos que aún existan mecanismos para la reelección de las dirigencias sindicales, esto debe prohibirse de manera tajante, no debe existir reelección de los funcionarios sindicales.

Mientras la dirigencias sindicales longevas, autoritarias, controladoras del poder político y económico en los sindicatos tengan en sus manos los procesos electorales, será difícil que los trabajadores puedan expresarse de manera libre en la elección de sus representantes, porque todos los mecanismos de control dentro de los sindicatos quedaron intactos, eso lo observamos a lo interno del Sindicato de Telefonistas, ¿cómo es posible que una persona que tiene 44 años en el poder, en la cúpula sindical, pueda reelegirse al amparo de la ley?.

Además, debemos resaltar que la Secretaria de Trabajo no se ha pronunciado por haber realizado el proceso electoral durante la pandemia. La continuación de Francisco Hernández Juárez al frente del sindicato impide que se lleven a cabo elecciones de manera libre.

5.- Cuál debe ser la tarea de las corrientes sindicales democráticas ante la nueva coyuntura nacional y el gobierno encabezado por Andrés Manuel López Obrador

Nuestra tarea como corrientes democráticas consiste en continuar empujando la lucha por una reforma a la Ley Federal de Trabajo auténticamente democrática, que le quite todos los hilos de poder a las dirigencias longevas y eternas de los sindicatos.

Nos parece correcto que la gestión de Andrés Manuel López Obrador haya abierto la puerta para ir avanzando paso a paso en la lucha por la democracia sindical, sin embargo, debemos señalar que esto es apenas el principio, faltan muchos aspectos que deben ser regulados para eliminar a las mafias sindicales que controlan el movimiento obrero en México.

6.- Nos pueden comentar en rasgos generales la trayectoria de Telefonistas Construyendo Democracia, su historia, sus fines y objetivos

Nos estamos agrupando de hace más de 2 años, somos compañeros activos y jubilados que prácticamente hemos dado la lucha desde 1976 a la fecha, la experiencia nos ha enseñado para hacer a un lado las diferencias bizantinas que teníamos y la lucha sindical nos ha hermanado en torno a un agrupamiento nacional, donde confluimos compañeros de oposición democrática de décadas anteriores para realizar un frente único de lucha. Afortunadamente se van incorporando más trabajadores de diferentes estados de la república.

Aquellos que están en otros agrupamientos que defienden las mismas banderas, nosotros consideramos saludable que se doten de su organización, nos dirigimos con respeto a ellos y de manera solidaria. A través de este grupo plural, no sectario, somos respetuosos de los puntos de vista de los trabajadores y lo que buscamos son los puntos de consenso para avanzar en los puntos fundamentales, tomando como bandera la lucha por la democracia sindical y la lucha contra las políticas neoliberales en las telecomunicaciones.

Somos optimistas, seguimos trabajando en este proyecto.

Dale clic a la imagen y deja tus datos

Te podría interesar
Comentarios
Loading...